ÚLTIMAS REFLEXIONES

ÚLTIMAS REFLEXIONES

DE DODIM A AGAPÉ

↑ Grab this Headline Animator

domingo, 22 de febrero de 2009

EL FIN NO JUSTIFICA LOS MEDIOS.


La frase es muy conocida, pero quizás no sea muy bien entendida. Al menos, en muchas ocasiones se presenta dudosa y confusa. Recuerdo que cuando era más joven, porque aunque tengo mis años, todavía lo soy, estaba convencido y consideraba a muchos truhanes hombres justos y honrados, porque lo que hacían era para resarcir a otros que habían sido tratados injustamente.

Era el caso de aquella fantásticas y extraordinarias películas que tanto nos gustaban y nos hacían pasar unos ratos deliciosos. El cine fue una fuente, al menos para mí, de aprendizaje y reflexiones extraordinarias. Doy gracias a DIOS por tener el don de saber tomar lo bueno de todo lo que veía y aprendía en el cine. Sus enseñanzas han fundamentado toda mi existencias y han servido como estrellas para conducirme en la vida por el sendero de la verdad.

Ahora, en esta nueva y experimentada etapa de mi vida, el cine está en un segundo plano. No es que no me guste, pero mis limitaciones auditivas me impiden saborear sus buenos mensajes. Me nutro de lecturas, informaciones y radio que si los oigo mejor. Salido un poco del tema que me traía a esta reflexión, vuelvo de lleno al epicentro del mismo. Robín Hood o el Zorro entre muchas marcaron una ética aparente que escondía la verdaderamente recta.



Porque no se puede hacer el bien a costa de realizar el mal. Nunca puedes vengarte aún a sabiendas que tienes derecho porque has sido injustamente tratado. Vengarte en el sentido de pagar con un mal para resarcirte de injusto trato. Es el caso del simpático Hood, o del intrépido y astuto Zorro. No se puede robar, ni matar, para hacer justicia, pues eso es lo que determina los enfrentamientos y las guerras. Normalmente, en una guerra hay una parte justa y otra injusta. El tratar de solucionarlo,sino por las buenas, por las malas, ocasiona las guerras.

Es el caso del aborto, de la ley impositiva de la Epc, de la eutanasia, de las prevaricaciones, de las mentiras, de las violaciones, de los secuestros y muertes...etc. Hay que evitar pagar violencia e injusticias con más violencias e injusticias. Porque responder a la violencia con violencia, y a las injusticias con injusticias es ponerse a la misma altura y provocar más de lo mismo.

No se puede clamar, manifestar, hacer ruido y presionar para exigir algo que en su propia esencia está mal. Falsificar, vender imitaciones, aprovechar mi situación para pedir que me favorezcan, exigir privilegios usurpando mi pobreza y que otros paguen sus privilegios no está bien, ni es de derecho. Sí, necesitan ser tenidos en cuenta; sí, necesitan ser asistido y ayudados a resolver su situación; sí, necesitan ser instruidos y aleccionados a aprender, a ganarse el pan de forma honrada, pero nunca perjudicando a los originales, ni usurpando los derechos de otros.

Por lo tanto, Robín Hood, el Zorro, y otros muchos representan a la clase bandolera y ladrona que roba y mata para hacer justicia. No entro en si pueden tener o no razón. Es posible que muchas veces, en defensa propia, se tenga ineludiblemente que luchar, pero nunca se puede hacer lo mismo que los otros (muertes, robos) para conseguir el fin deseado.

Esa es la enseñanza de JESÚS, que teniendo poder para hacer la guerra y vengarse de todos los que se le oponían, no hizo nada, sino que combatió con amor y perdón. Y hoy, 2008 años después, esas armas le dan la razón. Sólo el amor es capaz de transformar el mundo. La violencia, las guerras, la soberbia y el poder autoritario sólo consigue un triunfo efímero, con fecha de caducidad y agotado este, vuelve a renacer el odio y la lucha sin sentido.

Ahora, en tiempos de muchas protestas, manifestaciones y adhesiones a las mismas, levanto mi humilde voz para clamar que todo lo que no sea pedir que se cumpla la verdad; se realice la justicia y se establezca el bien común y la concordia pacifica, es echar más leña al fuego y avivar el odio, la lucha partídista y el enfrentamientos de unos contra otros.

5 comentarios:

  1. Apreciado hermano Salvador:
    El amor es lo único que puede curar las almas enfermas y las enseñanzas de Cristo el único Camino que nos lleva a la salvación como hijos de Dios.
    Un fuerte abrazo en Cristo Nuestro Señor.

    ResponderEliminar
  2. El amor nos hace libre y la libertad, fin y anhelo de todo bien, nos llevará al encuentro gozoso con JESÚS, fuente de todo amor verdadero.
    Es un gozo compartir y sentirse reconfortado con sus comentarios
    Un abrazo en CRISTO.

    ResponderEliminar
  3. Totalmente de acuerdo Salvador, cuando se ve una película, hay que tener bien plantados los pies en la tierra para saber qué cosas se pueden o no imitar, porque lo has dicho, no se puede buscar un bien, haciendo un mal. Quizás por eso ahora en el cine los héroes son:
    ladrones de bancos, secuestradores, piratas, etc. Las cosas cada día se ponen al revés.
    Saludos afectuosos. Hilda

    ResponderEliminar
  4. Así es Hilda, el cine es algo muy bueno, pero también encierra peligros. Todo depende de la formación que se tenga y del acompañamiento que le describla la realidad. Por eso, la ley de menores, aunque no se cumple, para acceder al cine y los medios.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

Compartir es esforzarnos en conocernos, y conociéndonos podemos querernos un poco más.

Tu comentario se hace importante y necesario.