ÚLTIMAS REFLEXIONES

ÚLTIMAS REFLEXIONES

DE DODIM A AGAPÉ

↑ Grab this Headline Animator

miércoles, 27 de mayo de 2009

AYER HIZO UN AÑO DE ESTA ANDADURA.


Se me pasó el día de ayer, pero al abrir los ojos hoy, él mismo me ha recordado que llevamos un año caminando juntos. Y no he resistido la tentación de pararme y mirarlo: "¡has cumplido un año!, me dije, y apenas nos hemos dado cuenta. Pero el tiempo lo delata y el camino de búsqueda, de encuentros, de preguntas, meditaciones, oraciones, y hasta suspiros y gemidos nos descubre y registra ese año vivido juntos.

Naciste de improviso, no fuiste programado, ni siquiera deseado, fuisteis producto de la necesidad de crearte porque no podías ser concebido en otro, ni usurpar el lugar de otro, tenías que ser tú y no había otra forma. Así fuisteis, entonces, pensado y elaborado. Y tu vocación fue dar riendas suelta a nuestra relación, a nuestra cercanía, a nuestra encuentro y luz. Luz que nos alumbrará el peregrinar unidos hacia su Casa, sin titubeos ni pérdida de tiempo. Con paciencia, serenidad, confianza y esperanza, confiados en ÉL, por su Palabra, por su fidelidad, por su compromiso, por su amor.

Nunca me ha fallado. Siempre está y siempre que trato de hablarle me responde, me acompaña, está presto a compartir, a dialogar, a serenarme, a comprenderme, a escucharme, a verme en los que nos visitan y comparten, a aprender dando y recibiendo, a, en una palabra, Amar.

Porque eso es lo que TÚ quieres que hagamos: "Amar y estar unidos". Para eso has bajado y para eso te has dado, y subes de nuevo, no podía ser de otra forma, para recomendarnos y decirle al PADRE que nos cuide, que TÚ has terminado, pero que necesitamos que Alguien siga con nosotros, que nos dirija, que nos asista, que nos alumbre. Y abajó el ESPÍRITU y habita en nosotros, y nos acompaña, nos fortalece, nos serena, nos llena de paz, esperanza y nos dirige hacia TI, para que, al final, TÚ nos introduzca en la Casa de tu PADRE, como al hijo prodigo, como a la oveja perdida, como al buen ladrón.

Y todo ha salido, así, de repente, como guiado, conducido, inspirado. Y te doy las gracias, te felicito, porque me das la vida, el tiempo, la fuerza, los amigos, los comentarios, el ánimo, los afectos, los piropos, la palmadita, la sabiduría, la verdad... también penas, sufrimientos, tristezas... pero todo unido y compartido es más comprendido, llevadero, ligero, suave y hacen el camino menos pesado., hasta el punto que, sin saber cómo, empezamos a sentir, en ese morir, alegría, paz, felicidad de la buena, de la que no caduca, de la que no muere...

Por eso y muchas cosas más, como diría Luis Aguilé, les doy las gracias a todos los que con su ánimo, su compartir y visitas, han hecho de este rincón, su rincón, y han hecho de mí una persona más madura, más humana, más cristiana y más hijo de DIOS.

4 comentarios:

  1. Hermano, una gran alegría saber esto y mis más sinceras felicitaciones. Que el Espíritu del Resucitado te siga iluminando en este ministerio tuyo que es tan importante para muchos de nosotros. Un abrazo en Cristo y María. Paz y Bien. Ricardo

    ResponderEliminar
  2. Gracias hermano por tu presencia y tu ayuda. Tu compartir y reflexiones hacen brotar caminos y anhelos de esperanza y fe. La paz del SEÑOR sea el clima que nos haga fortalecernos en solidaria comunión entre todos los blogueros y nos fortalezca en la unidad y el amor en el SEÑOR.
    Un abrazo en XTO.JESÚS.

    ResponderEliminar
  3. Feliz aniversario!! que sigamos gozando de tus post!! un abrazo.Hilda

    ResponderEliminar
  4. Gracias, Hilda. Espero que el SEÑOR me de las fuerzas y luz necesaria para continuar en la lucha y en la esperanza de compartir nuestra fe.
    Un abrazo en XTO.JESÚS.

    ResponderEliminar

Compartir es esforzarnos en conocernos, y conociéndonos podemos querernos un poco más.

Tu comentario se hace importante y necesario.