ÚLTIMAS REFLEXIONES

ÚLTIMAS REFLEXIONES

DE DODIM A AGAPÉ

↑ Grab this Headline Animator

domingo, 26 de julio de 2009

CINCO PANES Y DOS PECES

La Palabra no dice siempre lo mismo, porque, "la Palabra" está viva y habla en cada momento directamente a cada uno de nosotros. Y nos perfecciona en el tiempo y en la medida que nosotros nos dejemos perfeccionar, pues es el ESPÍRITU quién actúa tomándonos de sus MANOS.

Y hoy, ésta misma Palabra, ¡tantas veces escuchada y percibida!, me habla y me alumbra otras actitudes que pueden estar dormidas en mi interior, adormecidas en la indiferencia, en la comodidad, en el descompromiso, en mi propio yo, egoísta y ególatra.

Cinco panes y dos peces no dan para mucho, pero son los míos, todo mi capital, todos mis talentos. Y es eso los que me pide JESÚS. ÉL ya está dándolo todo, y su compromiso llega hasta entregar su propia Vida; quiere pedirme a mí hasta dónde estoy dispuesto a darme, no sólo a dar, sino también a darme. Lo quiere todo, pues esa es la medida que ÉL se ha marcado para sí mismo.

La caridad con la que yo le responda marcará mi fe, mi actitud de seguirle. Ha habido muchos que han bajado la mirada, que no se han pronunciado a seguirle, que les cuesta poner sus cinco panes y dos peces al servicio de la multitud. Es la resignación corriente, pero no normal con la que solemos hacer callar nuestra conciencia: "yo solo nada puedo hacer".

Pero, JESÚS, eso lo sabe. No en vano a sus discípulos los insta a que arreglen la situación; los interpela a que se muevan, a qué busquen, a qué se esfuercen, porque sabe de nuestras miserias, de nuestro pobre capital, de nuestras limitaciones, de nuestra pobreza. ¡JESÚS nos conoces!

Solo quiere probarnos. Saber nuestra actitud de entrega; saber nuestra disponibilidad y nuestro reconocimiento pobre, de hijos, de necesitados, de esperanza en ÉL. ¿Qué si no, hizo María? : ¡SEÑOR!, ¿cómo será eso?; ¿es posible que en una pobre mujer como yo hayas puesto tu MANO para elegirme la Madre de tu HIJO? ¡SEÑOR, hágase tu VOLUNTAD!

El milagro de JESÚS no es multiplicar, qué eso ya lo ha prometido, y su Palabra es Ley porque siempre la cumple, sino el poder de cambiarnos, de cambiarnos desde nuestra propia libertad. Porque somos libres y respondemos desde nuestra propia libertad.

El milagro se esconde detrás de la actitud de dar todo lo que se tiene, cómo ese chico que ofreció sus cinco panes y peces; como Juan de Benjumea, misionero comboniano que dejó toda su prometedora carrera taurina para entregarse en misiones a los demás; como Pedro, Santiago, Juan ... que toscos, endurecidos y poco cultivados en las letras, pero rudos analfabetos nacidos en las tareas duras de la mar, fueron convertidos en pescadores de hombres, en instrumentos de cambios, de conversión para otros más cultivados y eruditos.

¿Cuántos panes y peces hay en mi vida? No debo preocuparme porque sean pocos y estén endurecidos, caducados, y en mal estado. JESÚS los puede volver tiernos, suaves, comestibles, apetitosos, apetecidos, atractivos si tú los pones en sus MANOS. Sólo es cuestión de ofrecerlos ofreciéndote.




jueves, 23 de julio de 2009

LA TRANSFIGURACIÓN.


Cogió JESÚS a Pedro, a Santiago y a su hermano Juan y subió con ellos a una montaña alta y apartada. Allí se transfiguró delante de ellos: su Rostro brillaba como el sol y sus vestiduras se volvieron de un blanco deslumbrador. Se formó una nube que los cubrió, y salió una voz de la nube: "Éste es mi HIJO, a QUIEN YO quiero, escuchadlo".

El deseo ardiente de transfiguración, cambiar de figura, acompaña a hombres y mujeres durante toda su vida, atentos siempre a cualquier oferta con posibilidad de hacerlo. Y solamente la oferta de JESÚS es capaz de transfigurar en luz y resplandor de vida, belleza y eternidad las pobrezas y limitaciones humanas.

Y, cuando el hombre va por su propio camino, no encuentra luz ni resplandor en su vida. La belleza se difumina pues sólo la cubre una capa barnizada por la temporalidad sin esperanza y exenta de eternidad que la empobrece y la limita. Es el camino que nos muestra el mundo cuando se aleja del SEÑOR: perdido, confundido, deliberando sobre la vida o la muerte, enfrentados, sometidos a los vicios humanos que los esclavizan, manipulados...etc.

Y no es por falta de que el SEÑOR nos hable, nos susurre constantemente como entonces lo hizo a Pedro, Santiago y Juan desde la nube, sino que somos nosotros, como Pedro, Santiago y Juan, se abrieron a su Palabra, se dispusieron a su escucha y se entregaron a permanecer junto a ÉL toda su vida.

Esa es la actitud que debemos tomar: abrirnos a la acción del ESPÍRITU para que desde ÉL seamos capaces de convertirnos y cambiar nuestra dirección en la vida, porque no encontraremos ni belleza, ni resplandor, menos eternidad por los caminos de este mundo.



domingo, 19 de julio de 2009

SÓLO UNA IGLESIA ES EL VERDADERO CAMINO.


No pueden haber varios caminos que conduzcan al mismo lugar. Sí, pueden haber muchos afluentes y veredas que por diferentes recorridos y vericuetos terminen y desemboquen en el mismo sitio, pero, sólo uno será el lugar donde estará la Verdad y dónde todos convergen.

JESÚS no creó muchos grupos, ni repartió muchas responsabilidades; todo lo concentró en un reducido grupo de personas, Colegio Apostólico, a los que les fue encomendado la misión de: "ID Y PREDICAD EL EVANGELIO..." Y desde ese momento quedó fundada la Iglesia, la única Iglesia que tiene el poder y la misión de ser la continuadora de su Misión aquí en la tierra.

Hay muchas formas, dentro de la Iglesia, de vivir y cumplir esa Misión, pero sólo un camino, "la Iglesia", dónde se puede vivir y experimentar la vivencia de injertarse en JESÚS y, en ÉL, por ÉL y con ÉL llegar a la Casa del PADRE.

Este vídeo refleja de forma muy clara y natural que la Iglesia es el Camino, en CRISTO, dónde los hombres encuentran los medios para su salvación.



viernes, 17 de julio de 2009

SÓLO IMPORTA LO QUE APRENDES Y VIVES EN EL AMOR.


He aprendido....que nadie
es perfecto hasta que no te enamoras.

He aprendido que...la
vida es dura pero yo lo soy más!!

He aprendido que...las
oportunidades no se pierden nunca; las que tu dejas
marchar...las aprovecha otro.

He aprendido que...cuando
siembras rencor y amargura, la felicidad se va a otra
parte.

He aprendido...que
necesitaría usar siempre palabras buenas... porque mañana quizás se
tienen que tragar.

He aprendido...que una
sonrisa es un modo económico para mejorar tu aspecto.

He aprendido...que no
puedo elegir como me siento... pero siempre puedo hacer
algo.

He aprendido que...cuando
tu hijo recién nacido tiene tu dedo en su
puñito.... te tiene enganchado
a la vida.

He aprendido que...todos
quieren vivir en la cima de la montaña.... pero toda la felicidad
pasa mientras la escalas.

He aprendido que...se
necesita gozar del viaje y no pensar sólo en la
meta.

He aprendido que...es
mejor dar consejos sólo en dos circunstancias... cuando son pedidos y
cuando de ello depende la vida.

He aprendido que...cuanto
menos tiempo derrocho... más cosas hago.

He aprendido que sólo DIOS basta, y el camino de mi vida se pierde si no voy injertado en JESÚS

Porque si el camino es el que corresponde, el destino será al que estás llamado. Y sólo hay uno: la plenitud del amor.


domingo, 12 de julio de 2009

BOMBILLAS CON PATAS.


Hoy he oído esa frase y me ha encantado escucharla porque lleva consigo gran luz y un contenido muy sencillo y claro. JESÚS fue Luz itinerante que alumbraba los caminos por donde pasaba. Fue Luz que refleja luz y enciende todo lo que le mira y se refugia en ÉL. JESÚS fue, es y será Día que empieza a amanecer y que va iluminando la mañana joven que despierta en la oscuridad y aclara el horizonte. JESÚS es la LUZ de donde todo creyente debe encender su pequeña bombilla.

Pero una bombilla estable, fija y acomodada sólo alumbra el lugar donde permanece, mientras la sombra se apodera de donde no llega la luz. Sería terrorífico caer en ese lugar donde sólo permanece la sombra y no llega la luz. Sería estar condenado, sin ninguna probalidad de alumbrarse, haber nacido en el lugar de la sombra. No nos parece eso justo.

Por eso, un PADRE BUENO pone patas, aludiendo a la metáfora luminosa, a esa luz que alumbra, para que se mueva, camine y llegue a las sombras descubriendo lo oscuro y destapando lo oculto. Por eso, en el Génesis se dice: "Y se hizo la Luz". Una Luz que pone la Verdad sobre la mesa y no se esconde debajo de ella. Una Luz que ilumina y señala con su claridad el camino que buscamos y nos salva.

Por eso tenemos que ser "bombillas con patas" que demos vueltas y más vueltas hasta prender a otras bombillas para que sean fiel a su propia vocación de alumbrar. Porque las bombillas están hechas para alumbrar, y si no alumbran están muertas, fuera de su propia misión, inservibles y condenadas a no ver la Luz para la que fueron creadas.

Sólo cuando seamos capaces de ser antorcha que camina y contagia, estaremos en el camino de dar respuesta a la Voluntad del PADRE que nos envía a ser luces, luces que dan luz y que se mueven llevando la luz a todos los lugares.

jueves, 9 de julio de 2009

DIOS ES MI PADRE.


DIOS quiere que le descubramos y que le reconozcamos como PADRE. ÉL nos cuida, nos ama y nos quiere hacer participe de su propia vida, dándonos su vida y haciéndonos semejante a ÉL. DIOS quiere hacernos dioses, como ÉL, pero según lo que ÉL ha pensado para nosotros.

Nuestro problema es que nosotros queremos ser como DIOS, hasta ahí bien, pero según nuestros propios planes y proyectos, sin contar para nada lo que DIOS quiere de nosotros. Un padre siempre tiene un proyecto para su hijo; un padre siempre imagina y desea lo que le gustaría que fuese su hijo. Luego, él, su hijo, será lo que él decida, pero siempre lo que haya pensado el padre será bueno para él.

Cuanto más DIOS que lo sabe todo; que lo puede todo; que lo que quiere es lo mejor para nosotros, y, por su Sabiduría, Omnipotencia y Bondad lo que ÉL ha pensado, es lo mejor y más grande para nosotros. Por lo tanto, DIOS es mi PADRE Bueno al que debo mirar y fijarme en ÉL, pero cuando lo busco no sé donde está.

Por eso, DIOS nos entrega a su HIJO, JESÚS, que nos enseña el camino a seguir para hacer la Voluntad del PADRE. JESÚS es el HIJO que nosotros debemos mirar, para en ÉL ser también sus hijos. Somos, pues, los hijos, en el HIJO, del PADRE, y como hijos, coherederos de su Gloria: la vida, que tanto nos preocupa, para SIEMPRE en plena felicidad. Claro, totalmente gratuita, pero no por eso, según nuestros criterios mundanos, sin valor, porque lo barato y gratis lo desvaloramos, sino que necesitamos elegir y escoger el camino que nos conduce a ÉL, con ÉL y por ÉL, y que no es otro que el Amor.

Eso nos lleva a ver las cosas de otra forma, a mirar a los otros como personas; a respetar la vida, a aceptar la muerte como final del camino de la prueba, para iniciar el de la victoria y plenitud; a renunciar a muchas cosas que son vida para otros; a dar lo recibido en dones y cualidades, para que otros puedan servirse de ello y nosotros realizarnos en el amor. Realmente, cuando se empieza a pensar así y cuando somos capaces de limpiar la pantalla de nuestra vida, la luz se hace en nosotros y el mundo se enciende de paz, justicia y amor.

sábado, 4 de julio de 2009

LA VIDA DE LA GRACIA ES TOTALMENTE GRATUITA, PERO NO BARATA.



Nos es muy difícil entender que se nos de la vida, y la oportunidad de hacer esa vida eterna e inmensamente feliz de forma totalmente gratuita. Es algo que, desde los criterios humanos, no nos cabe en nuestras cabezas limitadas y finitas, a pesar de nuestros engreimientos y vanidades. El hombre, en la medida que es más ignorante, es más suficiente, y en esa medida será cada vez más soberbio y engreído.

Todos tenemos experiencia de lo que significa un padre y una madre. Pues bien, nuestro PADRE DIOS se nos da de forma tan grandiosa que nada, ni nadie lo puede superar. Sí nuestros padres han cooperados con DIOS para darnos la vida, DIOS no sólo nos la ha ragalado, sino que se nos da el mismo en su HIJO JESUCRISTO. La Vida de la Gracia es DIOS mismos que se nos da y nos hace participe de su propia Vida.

Eso significa que somos participe y herederos de su Gloria por los méritos de su HIJO JESUCRISTO, que con su pasión y muerte nos ha rescatado para su PADRE como hijos suyo y con todas las características que conlleva el ser hijos de DIOS. Participamos de su Gloria, y eso quiere decir que seremos eternamente felices en su presencia, como corresponde al Hijo respecto a su padre.

Es nuestro mayor Ideal: "Vivir la Gracia, y en Gracia". No hay meta mayor que empezar a vivir como DIOS, y como DIOS es Amor, nos hacemos instrumentos del Amor. Y si amamos somos felices, y sí felices en DIOS: "eternos". Pero eso, que es la mayor oferta que el hombre puede recibir, no por ser totalmente gratuita, es barata. Pensamos que, todas las cosas regaladas y fáciles de conseguir, son baratas, y por ser baratas su valor no es grande. Ese es el criterio humano.

Sin embargo, no hay tesoro mayor que la Vida de la Gracia, porque con ella conseguiremos lo que todos perseguimos como locos: ser inmensamente felices y eternos. ¿Quién puede resistirse a esa oferta? Y, para colmo, nuestro desconcierto es tal, que encima se nos ofrece sin plazos, con toda la paciencia del mundo, en cada momento, a cualquier hora, sin horarios de cierre, "siempre", y totalmente gratuita.

Pero, no por eso, barata, porque el inmenso regalo de ser como DIOS: eternamente feliz, todo amor, exige que no lo puedo conseguir según mis criterios, mi forma de pensar, mis apetencias y deseo. Nuestro pecado consiste, no en querer ser como DIOS, puesto que nuestro PADRE DIOS nos invita y nos regala la oportunidad de serlo, sino en querer serlo como a mí me da la gana y me gusta. Ahí está la carestía, el precio y la cruz que tenemos que pagar: "hacerlo según el plan de DIOS"; "según su Voluntad".



Realmente somos muy necios y ciegos. Buscamos donde no podemos encontrar: las cosas, el poder, el dinero, el placer, las apetencias, el sexo, el alcohol, la droga, la juerga, la comodidad...etc, son nuestros prioritarios objetivos, y estas cosas, aún siendo necesarias, son simplementes medios que tienen una vida efímera y caduca.

No es malo el deseo de vivir mejor, pero es equivocado el estilo de vida que se presume como mejor, cuando está orientado a tener y no a ser, y que quiere tener más no para ser más, sino para consumir la existencia en un goce que ser propone como fin en sí mismo. Por esto, es necesario esforzarse por implantar estilos de vida, a tenor de los cuales la búsqueda de la verdad, de la belleza y del bien, así como la comunión con los demás hombres para un crecimiento común sean los elementos que determinen las opciones del consumo, de los ahorros y de las inversiones (Juan Pablo II).

Sólo injertados en CRISTO podemos conseguir lo que realmente queremos y llevamos dentro de nosotros, ser felices y eternos, porque en CRISTO, con ÉL, por ÉL y con ÉL viviremos la vida de la Gracia según la Voluntad del PADRE. ¿Qué magnifico y grandioso regalo!

miércoles, 1 de julio de 2009

DE LA MANO DE MARÍA HACIA JESÚS.




En mi vida he pasado mucho tiempo indiferente con María, la Madre del SEÑOR. La veía sin darle mucha importancia, incluso tapada por la acción de los Apóstoles y otras mujeres más cercanas a JESÚS. Lo confieso sin temor, porque realmente ha sido así. María, la Madre de DIOS, siempre fue alguien muy importante para mí, y creo que para todos, pero, en mi caso, confieso que ,a pesar de eso, yo no la tenía en el lugar que le corresponde. No sólo por ser la Madre de JESÚS, sino por su testimonio y actitudes que, ahora sí, me admiran y me empujan a ser yo otro tanto como ella, aunque, ¡que lejos estoy!

María llegó, por la Gracia de DIOS, a encandilarme hace poco tiempo, pero de una manera tal, que ahora no sólo pienso que es la Madre de DIOS, sino que es Quién nos alumbra, de forma más transparente, el camino para llegar al SEÑOR. He vivido ultimamente una semana misionera Mariana, pero ya antes de eso estaba encandilado con María. Realmente no sabría decir cuando empezó, pudo haber sido cuando casualmente llegó a mis manos un libro de Fátima, o por mi cuñando Jesús que es muy devoto y reza todos los días el Santo Rosario. El fue la causa también del libro.

Pudo ser muchas pequeñas cosas, indudablemente, Jesús, mi cuñado, quizás la que utilizó la Virgen para manifestarseme como la Señora que, elegida, dio el SÍ donde nosotros debemos mirarnos. Desde entonces he hablado mucho de María. He publicado mis sentimientos dentro de la semana misionera Mariana, y siento que para llegar a JESÚS, nuestro SEÑOR, tenemos que mirarnos en María. Porque ella nos enseña la disponibilidad, la entrega, la fortaleza, la voluntad libre y sometida a la Voluntad del PADRE, la sencillez, la humildad, el servicio, la obediencia, la prudencia, el silencio, la oportunidad, la confianza, el sufrimiento, la paciencia, la esperanza... y no sé si faltan más, pero todo eso está vivido y expresado en la vida de nuestra Madre María.

Por eso, digo como manifiesta y expresa el vídeo, que no tengan miedos, no estamos solos, porque María nos congrega y nos acoge, desde Pentecostés, en el seno de la Iglesia y nos reune en el camino hacia el SEÑOR. Unidos todos en el Santo Rosario caminamos con María junto al SEÑOR.