ÚLTIMAS REFLEXIONES

ÚLTIMAS REFLEXIONES

DE DODIM A AGAPÉ

↑ Grab this Headline Animator

miércoles, 5 de mayo de 2010

PUNTOS DEL CATECISMO MEDITADOS POR EL PADRE JESÚS.


PRIMERA PARTE LA PROFESIÓN DE LA FE
-PRIMERA SECCIÓN «CREO»-«CREEMOS»
-CAPITULO SEGUNDO, DIOS AL ENCUENTRO DEL HOMBRE

Artículo 1 LA REVELACIÓN DE DIOS - Número 50

50 Mediante la razón natural, el hombre puede conocer a Dios con certeza a partir de sus obras. Pero existe otro orden de conocimiento que el hombre no puede de ningún modo alcanzar por sus propias fuerzas, el de la Revelación divina (cf. Cc. Vaticano I: DS 3015). Por una decisión enteramente libre, Dios se revela y se da al hombre. Lo hace revelando su misterio, su designio benevolente que estableció desde la eternidad en Cristo en favor de todos los hombres. Revela plenamente su designio enviando a su Hijo amado, nuestro Señor Jesucristo, y al Espíritu Santo.

Meditación:

    CAPITULO SEGUNDO, DIOS AL ENCUENTRO DEL HOMBRE

    Artículo 1 LA REVELACIÓN DE DIOS - Número 50

La razón natural, en un mundo desnaturalizado, no se da tan a menudo como tendría que ser normal y, aunque el hombre puede por su esencia natural de ser hombre, y hombre a la imagen de Dios, llegar por la razón natural al conocimiento de Dios, pocos lo consiguen; por eso Dios se revela al hombre y le cuenta y le dice de sus planes: Cristo.

El mundo es mundo, y el hombre es hombre, porque Dios quiso amar al hombre y hacerse Hombre y, siendo hombre, señalar, marcar la alianza divina con los hombres. ¿Por qué? Porque Dios ama al hombre y, todo lo de Dios, va de amor al hombre por Amor a Si mismo, que se hizo Hombre siendo Dios, Uno y Trino.

P. Jesús

Mi comentario:

El hombre cree en DIOS. Eso no lo niega nadie o casi nadie. Por su propia razón sabe que el mundo donde vive tiene que haber sido hecho por alguien. Incluso, el Big-Bang, admitida esa posibilidad, todo queda igual porque alguien ha posibilitado que esa energía inteligente o espontánea tuvo que tener un creador. Todo tiene un principio, eso nos lo deja muy claro nuestra razón. Y negarse a ello es de irracional y no ver las cosas de forma real.

Sentada esta premisa, lo que hay que razonar es si ese Creador ha dejado el mundo a su aire y que cada uno se invente su verdad y su objetivo, o le ha dado una misión y ha pensado un proyecto para cada creatura. Y, lo razonable, qué todos entendemos, es que hay un proyecto de salvación y de perpetuarse eternamente que sentimos en nuestro ser más profundo, y ese proyecto debe estar alumbrado por alguien que sea capaz de conducirnos a él.

Porque es razonable que si cada uno inventa su propio proyecto esto sería un caos, y de hecho, lo está siendo desde que pretendemos hacer las cosas por nuestra cuenta. Por lo tanto, Alguien fue enviado para poner orden y dejar las cosas claras, y ese es JESUCRISTO, qué por sus obras y Resurrección deja patente que es el Enviado por DIOS.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Compartir es esforzarnos en conocernos, y conociéndonos podemos querernos un poco más.

Tu comentario se hace importante y necesario.