ÚLTIMAS REFLEXIONES

ÚLTIMAS REFLEXIONES

DE DODIM A AGAPÉ

↑ Grab this Headline Animator

lunes, 7 de junio de 2010

PUNTOS DEL CATECISMO MEDITADOS POR EL PADRE JESÚS.


PRIMERA PARTE LA PROFESIÓN DE LA FE

PRIMERA SECCIÓN «CREO»-«CREEMOS»
CAPITULO SEGUNDO,

DIOS AL ENCUENTRO DEL HOMBRE
Artículo 1 LA REVELACIÓN DE DIOS

II Las etapas de la revelación

Dios forma a su pueblo Israel nº 63

63 Israel es el pueblo sacerdotal de Dios (cf. Ex 19,6), el que "lleva el Nombre del Señor" (Dt 28,10). Es el pueblo de aquellos "a quienes Dios habló primero" (MR, Viernes Santo 13: oración universal VI), el pueblo de los "hermanos mayores" en la fe de Abraham.


Meditación:

PRIMERA PARTE LA PROFESIÓN DE LA FE,

PRIMERA SECCIÓN «CREO»-«CREEMOS»

CAPÍTULO SEGUNDO:
DIOS AL ENCUENTRO DEL HOMBRE
II Las etapas de la revelación

Dios forma a su pueblo Israel nº 63

Dios eligió a Israel y con ellos es con quien habló primero. Dios habló a los hombres y habla a los hombres, sigue siempre en contacto con los hombres; porque ama al hombre, y todo su amor es revelado a los hombres, para que, creyendo en Dios, los hombres se salven.

Israel, tú, elegido por Dios, hermano mayor de la Iglesia mundial, la Católica, Apostólica y Romana, tú que sabes que Dios te ama, que eres amado por Jesús, el Mesías prometido, sigue con la Revelación que Dios te concedió y que se cumplió en Jesús, y celebra los esponsales de boda: la salvación.

Dios se revela al hombre, ayer, hoy, y también se le revelará mañana, porque Dios Ama al hombre, y vive para el hombre, en el Hombre que también es Dios, Jesús de Nazaret, el Mesías de la Nueva Alianza, esa fe que fue cumplida en Jesús y que nos salva.

P. Jesús.
Mi comentario:

En medio de su pueblo, "Israel", el HIJO enviado por el PADRE proclama su Palabra y Revela el Plan de Salvacios que DIOS ha hecho con su Pueblo desde Abrahan. Pero muchos no le conocieron y le rechazarón.

Hoy día ocurre lo mismo, muchos continuan sin recibirlo ni acogerlo, y otros, a quienes se les ha anunciado tampoco lo acogen. Sin embargo, DIOS PADRE, por los méritos de su HIJO (Muerte y Resurrección) sigue esperando y amando al hombre.

PUNTOS DEL CATECISMO MEDITADOS POR EL PADRE JESÚS.


PRIMERA PARTE LA PROFESIÓN DE LA FE

PRIMERA SECCIÓN «CREO»-«CREEMOS»
CAPITULO SEGUNDO,

DIOS AL ENCUENTRO DEL HOMBRE
Artículo 1 LA REVELACIÓN DE DIOS

II Las etapas de la revelación

Dios forma a su pueblo Israel nº 62

62 Después de la etapa de los patriarcas, Dios constituyó a Israel como su pueblo salvándolo de la esclavitud de Egipto. Estableció con él la alianza del Sinaí y le dio por medio de Moisés su Ley, para que lo reconociese y le sirviera como al único Dios vivo y verdadero, Padre providente y juez justo, y para que esperase al Salvador prometido (cf. DV 3).


Meditación:

    PRIMERA PARTE LA PROFESIÓN DE LA FE,

    PRIMERA SECCIÓN «CREO»-«CREEMOS»

    CAPÍTULO SEGUNDO:
    DIOS AL ENCUENTRO DEL HOMBRE

    II Las etapas de la revelación

    Dios forma a su pueblo Israel nº 62

Quien vive bajo el cumplimiento de la Ley de Dios, recibiendo los sacramentos, éste está dentro de la alianza con que Dios, Nuestro Señor Jesucristo, nos salvó. Él, Dios, es la alianza perpetua. Estamos caminando en este desierto de angustias, tristezas, pasiones y dolor; el miedo nos acecha, y la Alianza con Cristo nos salva, y nos redime su muerte y muerte en Cruz. Acepta la Alianza y haz alianza con Dios: sigue a Jesús.

P. Jesús

Mi comentario:

DIOS nos propone un camino. Un camino de concordia, de convivencia fraterna, de justicia, de paz y amor: "Los diez Mandamientos". Con Moisés empieza la Alianza que nos conducirá a la plenitud del Mesías esperado y al Pacto de la Nueva y definitiva Alianza.

PUNTOS DEL CATECISMO MEDITADOS POR EL PADRE JESÚS.


PRIMERA PARTE LA PROFESIÓN DE LA FE

PRIMERA SECCIÓN «CREO»-«CREEMOS»
CAPITULO SEGUNDO,

DIOS AL ENCUENTRO DEL HOMBRE
Artículo 1 LA REVELACIÓN DE DIOS

II Las etapas de la revelación

Dios elige a Abraham nº 61

61 Los patriarcas, los profetas y otros personajes del Antiguo Testamento han sido y serán siempre venerados como santos en todas las tradiciones litúrgicas de la Iglesia.


Meditación:

    PRIMERA PARTE LA PROFESIÓN DE LA FE,

    PRIMERA SECCIÓN «CREO»-«CREEMOS»

    CAPÍTULO SEGUNDO:
    DIOS AL ENCUENTRO DEL HOMBRE

    II Las etapas de la revelación

    Dios elige a Abraham nº 61

Algunos hombres santos del antiguo testamento nos recuerdan con su historia a los santos de hoy, personas imperfectas que pusieron su corazón en Dios, y Dios hizo con ellos maravillas.

El linaje del Pueblo de Dios es linaje de santos; los bautizados, por ser discípulos de Cristo, son ungidos por Dios Espíritu Santo, que les da fuerzas para aceptar la santidad que sólo viene de Dios y de la voluntad humana.

Un santo lo hace Dios, por la voluntad de los dos.

P. Jesús

PUNTOS DEL CATECISMO MEDITADOS POR EL PADRE JESÚS.


PRIMERA PARTE LA PROFESIÓN DE LA FE

PRIMERA SECCIÓN «CREO»-«CREEMOS»
CAPITULO SEGUNDO,

DIOS AL ENCUENTRO DEL HOMBRE
Artículo 1 LA REVELACIÓN DE DIOS

II Las etapas de la revelación

Dios elige a Abraham nº 60

60 El pueblo nacido de Abraham será el depositario de la promesa hecha a los patriarcas, el pueblo de la elección (cf. Rom 11,28), llamado a preparar la reunión un día de todos los hijos de Dios en la unidad de la Iglesia (cf. Jn 11,52; 10,16); ese pueblo será la raíz en la que serán injertados los paganos hechos creyentes (cf. Rom 11,17-18.24).

Meditación:

    PRIMERA PARTE LA PROFESIÓN DE LA FE,

    PRIMERA SECCIÓN «CREO»-«CREEMOS»

    CAPÍTULO SEGUNDO:
    DIOS AL ENCUENTRO DEL HOMBRE

    II Las etapas de la revelación

    Dios elige a Abraham nº 60

Dios tenía elegido a su pueblo, con quienes contrajo la promesa de ser su Dios, y ellos de aceptarlo; así pasaron los siglos y Dios fue recordado de padres a hijos, y la alianza continúa aún hoy en día, y por el Mesías, por Jesús de Nazaret, el pueblo elegido somos todos los que por la fe nos bautizamos para recibir la promesa de Dios: la salvación del hombre.

P. Jesús

PUNTOS DEL CATECISMO MEDITADOS POR EL PADRE JESÚS.


PRIMERA PARTE LA PROFESIÓN DE LA FE

PRIMERA SECCIÓN «CREO»-«CREEMOS»
CAPITULO SEGUNDO,

DIOS AL ENCUENTRO DEL HOMBRE
Artículo 1 LA REVELACIÓN DE DIOS

II Las etapas de la revelación

Dios elige a Abraham nº 59

59 Para reunir a la humanidad dispersa, Dios elige a Abraham llamándolo "fuera de su tierra, de su patria y de su casa" (Gn 12,1), para hacer de él "Abraham", es decir, "el padre de una multitud de naciones" (Gn 17,5): "En ti serán benditas todas las naciones de la tierra" (Gn 12,3 LXX; cf. Ga 3,8).

Meditación:

    PRIMERA PARTE LA PROFESIÓN DE LA FE,

    PRIMERA SECCIÓN «CREO»-«CREEMOS»

    CAPÍTULO SEGUNDO:
    DIOS AL ENCUENTRO DEL HOMBRE

    II Las etapas de la revelación

    Dios elige a Abraham nº 59

Dios ama a todos, Dios une a todas las naciones en un mismo padre, Abraham, por la fe de él.

Todos los pueblos son amados por el Papa, a todos los espera el Papa, bajo la práctica de la doctrina católica.

Abraham y el Santo Padre, ambos elegidos por Dios para las generaciones.

P. Jesús

Mi comentario:

DIOS elige a un hombre: "Abrahán" para formar un pueblo y un proyecto de salvación a través de ese pueblo. Y arranca la historia de salvación con la salida de Abraham, su esposa Saray y su nieto Lot, de Urs de los caldeos para dirigirse a Canaán, llevado por su padre Téraj. Llegados a Jarán se establecieron allí.

Y es entonces cuando Yahvé invita a Abrahán a nacer de nuevo, dejándolo todo: "Tierra, Patria, casa del padre... y peregrinar a la tierra que YO te mostraré. En torno a él, DIOS reune a toda una nación grande y la bendice.

viernes, 4 de junio de 2010

PUNTOS DEL CATECISMO MEDITADOS POR EL PADRE JESÚS.



PRIMERA PARTE LA PROFESIÓN DE LA FE

PRIMERA SECCIÓN «CREO»-«CREEMOS»
CAPITULO SEGUNDO,

DIOS AL ENCUENTRO DEL HOMBRE
Artículo 1 LA REVELACIÓN DE DIOS

II Las etapas de la revelación

La alianza con Noé nº 58

58 La alianza con Noé permanece en vigor mientras dura el tiempo de las naciones (cf. Lc 21,24), hasta la proclamación universal del evangelio. La Biblia venera algunas grandes figuras de las "naciones", como "Abel el justo", el rey-sacerdote Melquisedec (cf. Gn 14,18), figura de Cristo (cf. Hb 7,3), o los justos "Noé, Daniel y Job" (Ez 14,14). De esta manera, la Escritura expresa qué altura de santidad pueden alcanzar los que viven según la alianza de Noé en la espera de que Cristo "reuna en uno a todos los hijos de Dios dispersos" (Jn 11,52).

Meditación:

    PRIMERA PARTE LA PROFESIÓN DE LA FE,

    PRIMERA SECCIÓN «CREO»-«CREEMOS»

    CAPÍTULO SEGUNDO:
    DIOS AL ENCUENTRO DEL HOMBRE

    II Las etapas de la revelación

    La alianza con Noé nº 58

La alianza de Dios con su pueblo, nos mostró que todo el que lo ama y lo sirve, aun sin tener los sacramentos, por la alianza de Dios, algunas personas fueron pacientes con su propia naturaleza humana y, por su fe, combatieron sus malas inclinaciones, y son justos y santos por la misma Gracia de Dios. Recordemos a Abel “el justo”, el rey-sacerdote Melquisedec, o “los justos" Noé, Daniel y Job, que a pesar de sus limitaciones humanas, a pesar de que Jesús aún no había venido al mundo siendo el que es: el Mesías de la Ley y los profetas, fueron hombres que, en confinación por el pecado original, llevaron su santidad por el mundo, siendo luz y esperanza del mundo por la alianza de Dios con las naciones, teniendo su pueblo elegido, para que no se perdiera el hombre en su necedad, en su pecado aun no redimido por Jesucristo.

P. Jesús

Mi comentario:

Noé representa el tipo de hombre justo que alcanza la Misericordia de DIOS, y por él es librada la tierra de ser totalmente aniquilada. En él están representados todos aquellos hombres que desde la Alianza con los pueblos, hecha por DIOS con Noé, alcanzan por su fe y justicia la Misericordia de DIOS.

Noé encarna la prefiguración de CRISTO que, con su muerte y Resurrección, habría de venir al final de los tiempos y consumar el Plan Salvífico con la Nueva y definitiva Alianza redimiendo a los hombres de todos los tiempos, antes y después, de su Pascua.

miércoles, 2 de junio de 2010

PUNTOS DEL CATECISMO MEDITADOS POR EL PADRE JESÚS.


PRIMERA PARTE LA PROFESIÓN DE LA FE

PRIMERA SECCIÓN «CREO»-«CREEMOS»
CAPITULO SEGUNDO,

DIOS AL ENCUENTRO DEL HOMBRE
Artículo 1 LA REVELACIÓN DE DIOS

II Las etapas de la revelación

La alianza con Noé nº 57

57 Este orden a la vez cósmico, social y religioso de la pluralidad de las naciones (cf. Hch 17,26-27), está destinado a limitar el orgullo de una humanidad caída que, unánime en su perversidad (cf. Sb 10,5), quisiera hacer por sí misma su unidad a la manera de Babel (cf. Gn 11,4-6). Pero, a causa del pecado (cf. Rom 1,18-25), el politeísmo así como la idolatría de la nación y de su jefe son una amenaza constante de vuelta al paganismo para esta economía aún no definitiva.

Meditación:

    PRIMERA PARTE LA PROFESIÓN DE LA FE,

    PRIMERA SECCIÓN «CREO»-«CREEMOS»

    CAPÍTULO SEGUNDO:
    DIOS AL ENCUENTRO DEL HOMBRE

    II Las etapas de la revelación

    La alianza con Noé nº 57

Busca el hombre su propio bien en lo que cree que es su bien: su satisfacción personal, pisando y manipulando a los demás para conseguirlo. Así en el corazón del hombre sin Dios, acompañado por el pecado original, crea lazos con su propio destino: la desigualdad entre él y su semejante, cuando Dios nos hizo a todos iguales, a su misma semejanza e imagen.

Busca el hombre pecador su atrio para proclamarse dios y tener a los demás por esclavos y ser él, disfrazadas sus intenciones, en un dictador a su causa, a tener todos los bienes y placeres del mundo a sus pies. Eso no dura, no puede durar, porque el hombre está en el mundo para servir al hombre, como Cristo sirvió a su Iglesia, a los que aman a Dios sobre todas las cosas; los que no quieren amar y servir, estos son de otro “país”, viven en otra “galaxia”, la de su propia imaginación irrealista, porque la historia enseña que los dictadores siempre son traicionados y acaban vencidos por la ley común de una vida sana y santa para todos. El bien jamás pierde, pueden esconderlo, pero como en primavera salen las flores, así florece siempre el bien en los santos que habitan en la tierra, en el mundo, en todos los siglos.

Dios hace alianza con el hombre, con la persona que le ama, y lo santifica, y hay luz en el mundo, y las tinieblas son iluminadas por la bondad de las almas que viven en armonía con todo lo salido de Dios, en la consonancia de glorificar a su Creador, a su Hacedor.

Puede el mundo vivir la tristeza del paganismo, pero siempre habrá santos para iluminar la senda de los extraviados. Este es el pacto, la alianza de Dios con el hombre: su ayuda al que quiera servir por caridad.

P. Jesús

Mi comentario:

La salvación de muchos depende de unos pocos. Siempre, mientras hayan hombres que digan sí al SEÑOR, siempre habrá, por su Misericordia, esperanza de un nuevo arca que nos acoja y nos lleve a buen puerto.

El mundo está sostenido por la oración de unos pocos que con su fe en JESÚS suplican la Misericordia del PADRE y, de la mano de María, interceden para que por los méritos de su HIJO JESÚS, muerte y Resurrección, sean invitados todos los hombres al banquete eterno.