ÚLTIMAS REFLEXIONES

ÚLTIMAS REFLEXIONES

DE DODIM A AGAPÉ

↑ Grab this Headline Animator

domingo, 27 de marzo de 2011

EL AGUA, SIGNO DE VIDA


Sin agua no hay vida, de tal forma que podemos aguantar varios días sin comer, pero sin beber no resisitiríamos mucho tiempo. El agua es fundamental para nuestra existencia. Sin embargo, por mucho que bebamos siempre volveremos a tener sed. Esta agua que mantiene nuestra vida no nos quita la seda. Siempre estaremos pendiente de ella y con sed.

Y es bueno tener sed, pero una sed que da esperanza de encontrar un agua que sea la propia vida y que brote de una fuente que salta hasta la vida eterna. Esa agua es la que nos interesa y la que, todos, sin excepción buscamos. Sin embargo, buscamos por caminos áridos y secos que no contienen manantiales, al menos, que contengan esa agua que eterniza y quita la sed.
Eso fue lo que le ocurrió a la Samaritana. Estaba ansiosa de amor, de cariño, de justicia,  de agua que calmara su sed y su pasión, pero los cincos maridos e incluso el último, que no lo era, no satisfacían su sed ardorosa de felicidad. JESÚS le propone un agua diferente, una agua que eterniza y salva eternamente. Y se presenta como la Fuente que da un agua vivía que salta a la vida eterna. ÉL es el Manantial que salva y quita la sed para siempre, porque en ÉL está nuestro gozo y salvación.

Quiero encontrar el agua que me 
limpia para siempre. Quiero
encontrar el agua que me 
sacia para siempre.

Y TÚ, SEÑOR, me la ofreces y
prometes. Quiero aceptarla
y experimentarla en mi 
vida. Dame, SEÑOR
esa agua que es
la Vida de la Gracia. Amén.

¡DAME DE BEBER!

Como un dia a la Samaritana, hoy me susurras:
Si conocieras el Don de DIOS..."
y yo reconozco mi hambre y mi sed;
"Mi alma tiene sed de TI
¿cuando veré tu Rostro?"

Entonces resuena fuertementeen mi tu promesa:
"No sólo te saciaré, sino que mi agua será en
ti Fuente, fuente de Fe y Esperanza
para muchos".

¡ESPÍRITU SANTO, concédeme vivir según mi
condición de enviado, de apóstol! misionero
de CRISTO, como ÉL lo es del PADRE, para
que el mundo crea y se salve.
¡Esta es la Voluntad de DIOS. Amén.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Compartir es esforzarnos en conocernos, y conociéndonos podemos querernos un poco más.

Tu comentario se hace importante y necesario.