ÚLTIMAS REFLEXIONES

ÚLTIMAS REFLEXIONES

DE DODIM A AGAPÉ

↑ Grab this Headline Animator

jueves, 24 de marzo de 2011

NO NOS BASTA CON VER (Lc 16, 19-31)


Oímos hablar de milagros en Fatima, en Lourdes y ahora en Medjugorje y todo sigue igual o casi igual. Hay mucha gente que han visitados esos lugares y saben hechos y milagros allí ocurridos y mucho no ha cambiado su vida. Sólo observar que oímos que el tabaco mata y seguimos fumando.

No se trata de que venga un muerto a decirnos que JESÚS ha resucitado y es el HIJO de DIOS, porque vino el mismo DIOS, hecho Hombre, y se le ha rechazado. Todavía, su pueblo elegido, Israel, no le reconoce, y muchos se resisten a reconocerlo. Mientras, desde su Muerte y Resurrección, sus apóstoles testifican que lo han visto, que presenciaron su ascensión a los Cielos y que está aquí con nosotros donde dos o más se reunan en su nombre. Pero al parecer eso no basta.

Por eso se le niega al rico Epulón su petición desesperada para despertar en sus hermanos la verdad revelada. Están cegados por las luces de un mundo caduco y sin valor, porque todo lo contenido en él será basura si no se sabe usar y compartir. Somos libres y nuestra decisión ha de ser libre también. Tenemos la verdad revelada en nuestro SEÑOR JESUCRISTO y transmitida por la Iglesia en los Apóstoles. No hay más, si no eres capaz de creer a Moisés y los profetas, no creerás a un resucitado tampoco. Te inventarás una historia que justifique tus apetencias y proyectos.

La fe empieza por ser humilde y para eso se hace necesario darse cuenta de nuestra pequeñez y de tomar conciencia que somos criaturas creadas por nuestro PADRE DIOS. Enseguida sale nuestro espíritu razonador, nuestro orgullo y soberbia de ver y demostrar para creer. Nos creemos grandes y con derechos, cuando hemos recibido todo gratuito. Sólo los abatares de la vida nos harán darnos cuenta de nuestro error. 

¿Estás en paz? Reza: la oración te conservará.
 ¿Eres tentado? Reza: la oración te sostendrá.
¿Has caído? Reza: la oración te levantará.
¿Estás desanimado? Reza: la oración te fortalecerá.

¿Estas abandonado? Reza: la oración hará que
JESÚS se acerque a ti.
Te ves perdido, no sabes ya que va a ser de
ti... arrojate en la oración: no razones,
no pienses, es decir, reza. Amén.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Compartir es esforzarnos en conocernos, y conociéndonos podemos querernos un poco más.

Tu comentario se hace importante y necesario.