ÚLTIMAS REFLEXIONES

ÚLTIMAS REFLEXIONES

DE DODIM A AGAPÉ

↑ Grab this Headline Animator

domingo, 12 de junio de 2011

SE NOS HA DADO EL ESPÍRITU SANTO (Jn 20, 19-23)


No sólo fue una promesa, que con eso basta viniendo de quien viene, sino que se realizó aquella noche de recogimiento, de oración y de temor. De forma, que sólo en actitud de recogimiento, de deseo y silencio interior, el ESPÍRITU invade nuestra alma y hace morada en ella.

Y así sucedió, de repente un ruido del cielo penetró entre ellos y se vieron llenos del ESPÍRITU SANTO, sintiendo al unisono fortaleza, sabiduría y don de entendimiento de tal forma que todos aquellos que les oían, le entendían en su propias leguas. Todo lo contrario cuando nos alejamos de DIOS, como ocurrió en Babel, sus lenguas fueron confundidas y nadie entendía a nadie.

La experiencia de estar en el SEÑOR, asistido por el ESPÍRITU SANTO, nos une, nos alumbra, nos abre nuestros corazones para que podamos cumplir el: "Amaos los unos a los otros como yo os he amado".

Gracias, SEÑOR, por tu Luz, por tu cercanía en
el ESPÍRITU SANTO. Gracias por tu fortaleza,
por tu sabiduría y por la Gracia de
alumbrarnos y darnos la paz de
que con nuestro esfuerzo,
recibido de tu mano
generosa, seamos
 capaces de
 proclamar tu Palabra. Amén.

2 comentarios:

  1. No nos cansemos nunca de ser agradecidos.

    Feliz Domingo de Pentecostés, Salvador!

    ¡Rey Celestial, Consolador, Espíritu de la Verdad, que estás en todo lugar y todo lo llenas. Tesoro de Bienes y Dador de Vida, ven y habita en nosotros,
    y purifica, Oh Bueno, nuestras almas!

    ResponderEliminar
  2. Gracias, elige, por tan buenos deseos. Hoy he pasado la mañana y hasta bien entrada la tarde en asamblea con mi parroquia.

    ¿Y Quién crees que fue el centro de nuestra asamblea? El ESPÍRITU SANTO, SEÑOR y Dador de Vida. Vivimos y actualizamos en nosotros la venida del ESPÍRITU como aquel día que hizo su presencia en los Apóstoles, y sacamos el compromiso de hacerlo presente en nuestros grupos y en nuestras vidas para llevar la luz a nuestros ambientes.

    Pido al ESPÍRITU SANTO que te siga alumbrando en tus estupendas reflexiones y que te de la fortaleza y sabiduría de siempre dejarte guiar por sus impulsos.

    Un fuerte abrazo en XTO.JESÚS

    ResponderEliminar

Compartir es esforzarnos en conocernos, y conociéndonos podemos querernos un poco más.

Tu comentario se hace importante y necesario.