ÚLTIMAS REFLEXIONES

ÚLTIMAS REFLEXIONES

DE DODIM A AGAPÉ

↑ Grab this Headline Animator

martes, 23 de agosto de 2011

TRANSMITIR LA ÚNICA VERDAD (Mt 23, 13-22)

No es suficiente saber más: hace falta saber la verdad y enseñarla con humilde fidelidad. Acordémonos del dicho de un auténtico maestro de sabiduría, santo Tomás de Aquino: «¡Mientras ensalzan su propia bravura, los soberbios envilecen la excelencia de la verdad!».
 Muchos de nosotros, quizás yo mismo, nos afanamos en proponer, pero nos perdemos porque en el fondo queremos imponer esa verdad que nos hace feliz y gozosos. Y nos olvidamos de ser nosotros mismos esa verdad, es decir, de vivirla tal como la entendemos. Quizás la proclamo, pero nos olvidamos de vivirla en todas sus consecuencias. Y es ahí donde está el verdadero problema.

No trasmitimos sino convencemos en primera instancia, pero luego desilusionamos cuando comparan nuestra vida con la proclamada. Es entonces cuando observamos que, en nuestro propio ambiente, no calan ni llegan nuestras actitudes. No transparentamos la paz, la serenidad y la confianza que JESÚS nos transmite, porque no estamos verdaderamente entregado a ÉL, sino a nosotros mismos. Y por eso desesperamos en nuestra labor evangelica.

Tengamos confianza en el SEÑOR, yo el primero, y sin prisas, ni pausas seamos en nuestro vivir diario portadores de actitudes como las de JESÚS. Sí, sabemos de nuestras limitaciones, nuestras dudas, confusiones e inseguridades, pero no dejemos de confiar que ÉL está con nosotros en el ESPÍRITU SANTO para alumbrarnos el camino.

SEÑOR, sé que no soy digno de ser llamado hijo tuyo,
sé que mis obras no merecen ningún premio, y
sé que no soy ejemplo para nadie, pero
yo quiero, de verdad, SEÑOR, 
servirte sirviendo a
tus hijos en tu Amor. Amén

3 comentarios:

  1. Hola Salvador;

    ¡Me encantó conocerte en el Encuentro de Blogueros! Lástima que no tuvimos tiempo para charlar con tranquilidad. No pude despedirme porque mi marido y yo pensábamos volver después de dejar a nuestra hija en el ensayo de coro, pero no pudo ser. Por suerte pude seguir tu mesa a través de internet y me gustó muchísimo. Realmente interesante.

    Ojalá tengamos la oportunidad de encontrarnos de nuevo pronto con más tranquilidad.

    Un abrazo fuerte y seguimos en contacto!!

    ResponderEliminar
  2. A mí me ocurrió lo mismo. Tu perfil se correspondió con tu actuación. Todo medido. bien detallado, bien presntado y con un conocimiento de cada componente completo. Parecía uno de tus buenos y excelentes post. Me encantó.

    Me encantó mucho, la felicité personalmente, a Esperanza, creo que ese es su nombre, la de "red madre", porque entrando en el tema que el Evangelio hoy nos cuestiona, lo importante no es saber, sino vivir lo que se sabe. Siempre que sea así, como muy bien dijo Jorge, DIOS lo bendice. Y no hay honor más alto que presentar algo bendecido por nuestro PADRE DIOS.

    Un fuerte abrazo en XTO.JESÚS.

    ResponderEliminar
  3. A mi también me gustó mucho Esperanza. Una lección de coherencia...

    ResponderEliminar

Compartir es esforzarnos en conocernos, y conociéndonos podemos querernos un poco más.

Tu comentario se hace importante y necesario.