ÚLTIMAS REFLEXIONES

ÚLTIMAS REFLEXIONES

DE DODIM A AGAPÉ

↑ Grab this Headline Animator

lunes, 10 de octubre de 2011

EL MÉRITO ES FIARSE

Lucas 11, 29-32

Después de haber visto, de que suceda lo que todos queramos, no hace falta tener fe pues ya vemos y lo comprobamos por nosotros mismos. La fe implica tener confianza y fiarse de Aquel que nos habla y nos proclama la Buena Noticia.

Por eso, la Palabra de DIOS, hoy nos dice que esta generación es una generación malvada; pide una señal, y no se le dará otra señal que la señal de Jonás. Porque, así como Jonás fue una señal para los ninivitas, así lo será el HIJO del Hombre para esta generación. 

Nos resistimos a creer si no lo vemos antes. Incluso, viéndolo, tendremos nuestra propia resistencias, pues razones para creer hay muchas. Son malvadas excusas para justificar nuestra sin razón y para mirar para otro lado. Ya nos lo advierte JESÚS en la parábola del rico Epulón: "Aunque viniese alguien que haya muerto, tampoco creerían".

¿Habría alguna voluntad de creer, por nuestra parte, caso de verlo delante de nuestros propios ojos? Parece que no, pues negamos la evidencia y tachamos, aún sin explicaciones que lo justifiquen, pruebas y testimonios reales de su SER. JESÚS ha Resucitado más estamos predispuestos a creer más a una palabra hueca y sin fundamento de los hombres, que al HIJO de DIOS.

Te pido, SEÑOR, la sabiduría de creer sin más,
de dejarme llevar por tu Palabra,
porque TÚ tienes Palabra
de Vida Eterna
y de ella
me fío. Amén.

2 comentarios:

  1. En general creemos más a la televisión... Aunque conozco gente que ha comenzado a creer a raíz de una desgracia en su vida.

    Lo cierto es que nos resulta dificil descubrir la Providencia en nuestro día a día, probablemente a causa de nuestra falta de vida interior. Precisamente estos días leía que el Papa habla de la necesidad de que tenemos de hacer silencio para descubrir a Dios.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Así es elige, incluso la Reina de Saba buscó en Salomón su sabiduría, pero este pueblo apenas ha hecho nada para salir de su ignorancia e incredulidada.

    Y ahora, aquí, frente a nosotros y en nosotros, hay Alguien más grande que Salomón y que como Jonás fue señal para los Ninivitas, JESÚS, el Resucitado es señal inequivoca para esta generación.

    La Resurrección de JESÚS es el fundamento de nuestra fe y confianza en el SEÑOR.

    Gracias por tu comentario.

    Un fuerte abrazo en XTO.JESÚS

    ResponderEliminar

Compartir es esforzarnos en conocernos, y conociéndonos podemos querernos un poco más.

Tu comentario se hace importante y necesario.