TÚ ERES IGLESIA

ÚTLIMAS REFLEXIONES

ÚLTIMAS REFLEXIONES

viernes, 20 de abril de 2012

LE SEGUIAN PORQUE CURABA A LOS ENFERMOS

 (Juan 6, 1-15). Hechos 2, 44-47. 2:44 Todos los que habían creído estaban ...

Sí, así es cuando perseguimos algo con bastante interés, significa beneficios y mejoras importantes. Porque nadie sigue a nadie por nada, tiene que haber un motivo, un beneficio, un interés. Así está hecho el mundo, y ese impulso que busca lo mejor está innato en nuestro corazón.

De tal forma que, ese impulso innato dentro de nosotros, lo llamamos "felicidad". Todos buscamos ser felices, y eso pasa por estar libre de toda enfermedad. Por eso seguían al Señor, hasta el punto que se sentía perseguido y asediado.

Podemos imaginar y comprender que Jesús, hacía estos signos milagrosos para significar que su poder estaba por encima de la naturaleza. Porque un milagro es algo que altera las leyes naturales y las rompe en beneficio de algo mejor. Y ese prodigio no lo puede hacer nadie, salvo Aquel que haya creado esas leyes naturales.

Por eso, haciendo esas curaciones y prodigios milagrosos, Jesús descubría y enseñaba que Él era Dios, y venía de lo alto. No fueron milagros caprichosos ni por publicidad, sino en momentos puntuales, necesarios y, en otros casos conmovido por la fe de los que lo pedían.

En otras ocasiones, Jesús, nos demuestra su preocupación y amor al mirar por nuestras necesidades primarias, y nos provee de lo que necesitamos para alimentarnos. Hace signos que nos testimonian su atención y amor por cada uno de nosotros. Da significado a sus Palabras al no solo quedarse en ellas, sino trascender hasta mostrárnoslo con el hecho.

Sin embargo, huye de los honores, de los privilegios, de los halagos y premios. Nos señala que lo hace, no por destacar o interés, sino por amor y de forma gratuita. Es el criterio que queda marcado en su estilo de vida y en su actitud con cada uno de nosotros. Amar sin condiciones, y por amor sin esperar recompensa. Este símbolo está impreso en muchos momentos de la vida de Jesús. Dar a cambio de nada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Compartir es esforzarnos en conocernos, y conociéndonos podemos querernos un poco más.

Tu comentario se hace importante y necesario.