ÚLTIMAS REFLEXIONES

ÚLTIMAS REFLEXIONES

DE DODIM A AGAPÉ

↑ Grab this Headline Animator

lunes, 21 de mayo de 2012

VENCERTE A TI MISMO

- gozo, porque jesús ya venció el mundo. “Y la paz de Dios, que sobrepasa todo...

Porque la lucha contra el mundo está dentro de ti. Tú eres el mundo, tu propio mundo, y en la medida que tú luches contra ti mismo estarás venciendo al mundo. 

Lo que no es normal ni natural se ha convertido en corriente, y por lo tanto se toma como normal porque la mayoría se ha dejado arrastrar por la fácil, los intereses, los egoísmos, lo apetecible...etc. Unos arrastran a otros y lo que no es normal se convierte en normal.

Y es que el mundo no existe, sino que es en cuanto tú y yo lo formamos. Pero si tú y yo nos oponemos a él, y seguimos, no al mundo, sino a la Voluntad de Dios, el mundo será vencido. Depende de ti, porque tu Padre Dios te ha dado esa capacidad de decidir, que decidas luchar contra el mundo, desde tu propio interior, y también exterior, junto a otros, o que decidas ir a su favor y dejarte arrastrar por su corriente, también juntos con otros.

Mi propia experiencia me dice que esa corriente del mundo no es buena. No es buena porque no me llena de forma plena, al final me espera el vacío, la insatisfacción, el remordimiento, el desasosiego... Experimento un sentimiento de repugnancia, de rechazo. Mi conciencia me descubre que no actúo bien.

Por el contrario, cuando lucho y me resisto a dejarme arrastrar por mis sentimientos primarios carnales, cuando trato y me esfuerzo en amar y seguir la Voluntad de Dios que arde en mi corazón, mi vida se ilumina, se llena de paz y de satisfacción. Son los frutos del amor, del olvido de ti mismo para pensar en el otro. Es la Gracia del Espíritu Santo que te fortalece y te llena de gozo.

Jesús nos dice hoy que Él ha vencido al mundo. Sobra todo lo demás, porque Él tiene Palabra de Vida Eterna. En Él se ha cumplido todo y en Él se encuentra la Verdad, lo natural y lo normal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Compartir es esforzarnos en conocernos, y conociéndonos podemos querernos un poco más.

Tu comentario se hace importante y necesario.