ÚLTIMAS REFLEXIONES

ÚLTIMAS REFLEXIONES

DE DODIM A AGAPÉ

↑ Grab this Headline Animator

domingo, 16 de septiembre de 2012

¿Y CUÁL ES MI RESPUESTA?


(por Pachi en www.diocesismalaga.es) Trabajemos que
¿La misma que Pedro, o la de los demás discípulos? Porque toda pregunta conlleva una respuesta, y si no la hay ocurre que: a) ¿o no la hemos oído porque estamos sordos?; b) ¿o porque nos hacemos los sordos?

Teniendo en cuenta que la pregunta no guarda ningún secreto y su significado está claro, la respuesta más verdadera es la segunda, es decir, no respondemos porque nos hacemos los sordos. O lo que es lo mismo, nos importa poco quien sea Jesús, y en consecuencia nos montamos nuestra vida según mis ideas y planes.

Así las cosas los discípulos podrían haber renunciado, y seguramente muchos lo hicieron. El mismo Pedro, después de ser reprendido por Jesús: « ¡Quítate de mi vista, Satanás! porque tus pensamientos no son los de Dios, sino los de los hombres», podía haber renunciado a seguirle.

¿No nos pasa hoy, en esta hora, lo mismo a nosotros? ¿No ocurre en la Iglesia de hoy esto mismo que ocurrió en tiempo de su Fundador? ¿Y cómo respondemos nosotros? 

Pues de la misma manera, unos siguen fieles a Jesús y bajo la batuta de Pedro, pero otros lo cuestionan, no Jesús, pero sí a Pedro y sus sucesores. Seguir a Jesús es seguir a Pedro, a pesar de sus meteduras de pata. ¿Y sabes por qué? Simplemente porque Jesús lo hizo. Le reprendió pero no lo destituyo.

Y nosotros, que no somos nadie, destituimos al primero que falla o no nos gusta. ¿Es esto seguimiento, fe, obediencia...? ¿Qué votos hacemos? Ahora recuerdo una oración que pide por todos los votos y normas de las órdenes religiosas. ¡Verdaderamente hace falta!

¡Señor Jesús!, sé que Tú tienes Palabra de Vida Eterna, y, aunque no te entienda, aunque vea malos testimonios de los que, como yo, tratamos de seguirte, quiero seguirte y fiarme de Ti, y poner todos mis esfuerzos en luchar porque tu Iglesia se una como el Padre y Tú son uno. Amén.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Compartir es esforzarnos en conocernos, y conociéndonos podemos querernos un poco más.

Tu comentario se hace importante y necesario.