ÚLTIMAS REFLEXIONES

ÚLTIMAS REFLEXIONES

DE DODIM A AGAPÉ

↑ Grab this Headline Animator

sábado, 15 de diciembre de 2012

SIMPLE CONTRADICCIÓN

 (Mt 17,10-13): Bajando Jesús del monte con.

Y es que en cuanto aplicamos los criterios del mundo, la justicia nos vuelve implacables, pues lo justo es dar a cada uno lo suyo y en eso está contenido las penas y castigos también. Pues es justo que aquel que delinque pague su culpa al precio que estipula la ley y en proporción a la gravedad de su culpa.

Lógico y de sentido común sería que cada uno de nosotros pagáramos nuestras culpas, y seguro que nadie escaparía, pues quien esté libre de pecado que levante la mano. Así, nuestra vida estaría perdida y destinada a la perdición. Sólo el amor del Padre nos salva y nos redime de nuestras culpas porque su Misericordia supera a su justicia.

Y es que la justicia sin amor nos hace implacable y tiranos. Así nuestro mundo, gobernado por la justicia del hombre está falto de amor y cae en su propia trampa, porque el hombre está necesitado de amor ya que es pecador y necesita misericordia para ser perdonado. Sin amor nada seríamos y nos perderíamos en y con nuestra propia justicia.

El hombre cegado por su egoísmo aplica su propia justicia, y se hace implacable. Genera violencia porque la justicia humana está apoyada en los intereses de cada uno. La mueve su egoísmo y esconde la verdad. Y una justicia apoyada en la mentira se vuelve tirana y genera violencia y enfrentamientos.  Por eso, los profetas y el mismo Jesús han sufrido el rechazo y la violencia de los hombres que cegados por sus egoísmos no han recibido la Buena Noticia de la salvación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Compartir es esforzarnos en conocernos, y conociéndonos podemos querernos un poco más.

Tu comentario se hace importante y necesario.