ÚLTIMAS REFLEXIONES

ÚLTIMAS REFLEXIONES

DE DODIM A AGAPÉ

↑ Grab this Headline Animator

martes, 23 de abril de 2013

¡IMPACIENCIA!

(Jn 10,22-30)


La impaciencia nos acorrala y nos exige una conclusión: "No esperar más". Eso conlleva una elección, una elección rápida, desesperada y sin la debida reflexión. Es entonces cuando el diablo, que está siempre ahí y pendiente de nuestras señales de debilidad, entra en la partida y ayuda a tomar la peor decisión: "Exigir respuestas según nuestra razón y voluntad".

Hemos decidido, entonces, no tener en cuenta la Voluntad del Padre, sino proceder según la nuestra. Y en eso se esconde el secreto del problema. Jesús nos invita a aceptarle, aceptarle según la Voluntad del Padre, y lo que el Padre le ha dado: "Sus obras y su Palabra". Pero nosotros, sabios de este mundo, queremos que proceda según nuestras voluntades y exigencias.

Y cerramos nuestros ojos. No vemos sino por nuestra razón y soberbia. Queremos que nos lo diga según nosotros entendemos y vemos. Imponemos nuestra voluntad a la del Padre. ¡Dios mío!, ¿qué hacemos? Ante todo esto, Jesús, lleno de paciencia y más lleno de amor, porque la paciencia nace del amor, nos responde:

 «Ya os lo he dicho, pero no me creéis. Las obras que hago en nombre de mi Padre son las que dan testimonio de mí; pero vosotros no creéis porque no sois de mis ovejas. Mis ovejas escuchan mi voz; yo las conozco y ellas me siguen. Yo les doy vida eterna y no perecerán jamás, y nadie las arrebatará de mi mano. El Padre, que me las ha dado, es más grande que todos, y nadie puede arrebatar nada de la mano del Padre. Yo y el Padre somos uno».

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Compartir es esforzarnos en conocernos, y conociéndonos podemos querernos un poco más.

Tu comentario se hace importante y necesario.