ÚLTIMAS REFLEXIONES

ÚLTIMAS REFLEXIONES

DE DODIM A AGAPÉ

↑ Grab this Headline Animator

miércoles, 13 de agosto de 2014

EL COMPROMISO DE LA DENUNCIA


(Mt 18,15-20)

Quizás ésta sea una de las responsabilidades más concretas y reales en estas horas que nos ha tocado vivir. Hablo del compromiso de la denuncia y de fijar los criterios según la Palabra de Dios. Criterios que se apoyan y nacen del único y verdadero Amor que Dios da a sus hijos, los hombres, y que lo testimonia hasta el extremo de entregar la vida de su Hijo, nuestro Señor Jesús, Dios y hombre verdadero.

Los Blogueros nos sentimos identificados, y más fuertemente en esta Palabra de Dios, con la misión de denuncia, de clarificar y de testimoniar la Palabra de Dios. Ahora cobra mucho sentido aquella hora donde unos cuantos blogueros, creo que inspirados en el Espíritu de Dios, tuvieron la idea de unirse con un mismo fin: apoyar al Papa y difundir la Palabra de Dios. ¿Hay misión mayor?

Este impulso de ánimo nos alienta y motiva a entregarnos, injertados y a la luz del Espíritu, a hacer viva la Palabra en nuestras vidas y a denunciar toda injusticia y acción que atenta contra el bien común de la comunidad. Y, a través de Internet, llegar a lugares donde quizás la Palabra de Dios se viva con indiferencia y de espaldas al bien común y a la verdad.

Hoy podríamos hablar de tantos hermanos que sufren persecuciones, hambre y represalias de todo tipo; de niños que son condenados en los vientres de sus propias madres; de esclavitud, engaños y mentiras de muchos que buscan su felicidad sin importarles la de los demás y de tantas y tantas actitudes que, por la Gracia de Dios, seguiremos denunciado en la medidas de nuestras posibilidades y por la acción del Espíritu Santo.

Gracias Señor, porque tu Infinita Misericordia nos perdona, tanto a los que callamos en muchos momentos, como a los que, conscientes de sus errores dan escándalos y predican con mentiras. En Ti, Padre del Cielo, nos sentimos perdonados y amados y te pedimos que aumentes nuestra fe y abras los corazones de aquellos que se cierran a tu Palabra. Amén.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Compartir es esforzarnos en conocernos, y conociéndonos podemos querernos un poco más.

Tu comentario se hace importante y necesario.