ÚLTIMAS REFLEXIONES

ÚLTIMAS REFLEXIONES

DE DODIM A AGAPÉ

↑ Grab this Headline Animator

jueves, 11 de septiembre de 2014

SIN PALABRAS E IMPOTENTES ANTE EL MANDATO DEL SEÑOR

(Lc 6,27-38)


Se te corta la respiración y te quedas sin aliento y con el corazón encogido. ¿Cómo podemos amar a los que nos hacen mal? ¿Acaso se puede? Pero, incluso, ¿se puede además de amarlos, no sólo desearles el bien sino hacérselos? ¿Es esto posible?

Humanamente no hay respuestas, porque ningún corazón humano es capaz de amar con esa fuerza y esas condiciones. Sólo desde la Fuerza y el Amor del Señor podemos conseguirlo. Amar de esa forma sólo lo puede hacer Dios, y Él puede concedernos esa Gracia y ese Don para también nosotros amar así. Por lo tanto, el camino está claro: "Esforzarnos en vivir en el Señor en las cosas de cada día, tanto las agradables como las desagradables, y, por su Gracia, aceptarlas pacientemente y agarrados a Él.

No hay otro camino. Sólo la experiencia, llegado los momentos de máxima tensión, nos hará experimentar la fuerza del Amor de Dios, y como injertados en Él podemos ser capaces de amar incluso a los enemigos. Necesitamos caminar junto al Señor y alimentarnos de su Cuerpo y su Sangre, y abrir nuestros corazones para estar dispuestos y disponibles, cuando Él quiera, a recibir su Gracia.

Gracia que nos fortalecerá y nos dará la capacidad de entrega, de desapego, de mansedumbre, de bondad, de paciencia y amor para darnos, sobre todo, a aquellos que nos rechazan, nos hacen mal y nada nos pueden devolver. 

Te pedimos Señor la sabiduría y capacidad de discernimiento para saber en todo momento esos momentos amorosos donde debemos darnos y entregarnos por amor al servicio de los hombres y en tu Nombre. Amén.

1 comentario:

  1. ¿Cómo podemos amar a los que nos hacen mal? para el hombre, probablemente es imposible, pero nada es imposible para Dios. Ser un vaso vacío, capaz de recibir la Gracia y entonces actuar, es lo que nos pide el Señor.

    Me uno a tu oración. Un abrazo!

    ResponderEliminar

Compartir es esforzarnos en conocernos, y conociéndonos podemos querernos un poco más.

Tu comentario se hace importante y necesario.