ÚLTIMAS REFLEXIONES

ÚLTIMAS REFLEXIONES

DE DODIM A AGAPÉ

↑ Grab this Headline Animator

viernes, 19 de febrero de 2016

RECONCILIACIÓN Y PACTOS

Mt 5, 20-26


No cabe duda que siguiendo las indicaciones de Jesús, los pactos y alianzas serían factibles de conseguirse. Ocurre que eso no sucede porque dentro de los corazones de los hombres anidan rencores, odios, venganzas y soberbias, que les impiden acercarse, dialogar y buscar el bien de los demás por encima de sus propios intereses. 

Se antepone eso a la concordia, la fraternidad y el sentido común de estabilidad, unidad y de paz. No se tiene en cuenta a quienes les han puesto es ese lugar y situación como representantes, porque no buscan el bien para ellos, sino su propio bien. Y, por tu soberbia, ira, odio y venganza, matas. Porque matar no sólo es quitar la vida de forma física, sino provocar situaciones que denigran, hacen sufrir y, en muchos casos, llevan también a la muerte a muchas personas.

En estos momentos mueren muchas personas inocentes en injustas persecuciones, venganzas, fanatismo, guerras que hacen y encienden otros...etc. Muchos son los culpables, porque, no sólo matamos quitando la vida, sino también lapidándola con la lengua, el desprestigio, la calumnia, la inflexibilidad, el no perdón, no diálogo, no compartir mis ideas, sino imponerlas, y muchas cosas más.

Una simple llama puede llegar a convertirse en un terrible fuego, incapaz de apagarse hasta sembrar el lugar de cenizas y muerte. Las Palabras de Jesús, como siempre, se hacen vida en la actualidad que vivimos. Porque muy cerca de nosotros nos apercibimos que está sucediendo esas confrontaciones que, si no directamente, si indirectamente ocasionarán circunstancias de venganza y muerte.

Pidamos la Gracia y la Fuerza de ser capaces de anteponer a mis intereses, mi prestigio y mi fama, el sentido común de buscar el bien, la concordia, la fraternidad y la paz para todos los pueblos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Compartir es esforzarnos en conocernos, y conociéndonos podemos querernos un poco más.

Tu comentario se hace importante y necesario.