ÚLTIMAS REFLEXIONES

ÚLTIMAS REFLEXIONES

DE DODIM A AGAPÉ

↑ Grab this Headline Animator

jueves, 28 de abril de 2016

SIEMPRE BUSCANDO RECETAS

(Jn 15,9-11)


Parece que es nuestra tendencia. Tenemos la Palabra de Dios, pero buscamos quien nos la explique y nos señale el camino a seguir. Verdaderamente somos torpes y estamos ciegos. El colmo de los colmos es buscar a otros ciegos para que nos alumbren el camino. Pero, ¿es que no lo tenemos suficientemente claro?

Jesús nos habla claramente y sin dobleces. ¿Qué entendemos de estas Palabras? «Como el Padre me amó, yo también os he amado a vosotros; permaneced en mi amor. Si guardáis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor, como yo he guardado los mandamientos de mi Padre, y permanezco en su amor. Os he dicho esto, para que mi gozo esté en vosotros, y vuestro gozo sea colmado».

¿Hay alguna duda? Creo que todo está bastante claro. La receta está ya dada: "Permanecer en el amor del Señor" Y eso lo logramos si guardamos los mandamientos de la Ley de Dios. Y sabemos cuales son los mandamientos de la Ley. Y, también sabemos que todos esos mandamientos están contenidos en el "Amaos los unos a los otros como Yo les he amado". Todo está claro como agua. ¿Qué miedo podemos tener? No hay ninguna duda.

Es verdad que necesitamos la comunidad y el estar unidos, porque el amor es el nexo que nos une, y porque Jesús está en medio de todos aquellos que se reunen y comparten en su Nombre. Pero el camino está ya trazado y referenciado, porque, precisamente Él es el Camino, la Verdad y la Vida.

Ahora, otra cosa son las dificultades que encontraremos para permanecer en su amor. Porque el mundo está lleno de obstáculos, apetencias y tentaciones que nos seducen. Y cuesta, amigo. Pero si, a pesar de todos esos tropiezos, seducciones, inclinaciones y pecados, permanecemos en el Señor, encontraremos la fortaleza para superar todas esas dificultades del camino. Porque en y con Xto. Jesús somos mayoría aplastante. Nada ni nadie podrá arrebatarnos de su Amor y su Gracia, y triunfaremos sobre la muerte y el pecado.

Porque, ya Jesús ha pagado por nosotros, y somos libres. Todo lo que tenemos que hacer es permanecer en Él con fe, confianza y esperanza. Porque todo lo que nos ha dicho lo cumplirá.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Compartir es esforzarnos en conocernos, y conociéndonos podemos querernos un poco más.

Tu comentario se hace importante y necesario.