ÚLTIMAS REFLEXIONES

ÚLTIMAS REFLEXIONES

DE DODIM A AGAPÉ

↑ Grab this Headline Animator

martes, 20 de diciembre de 2016

ABIERTA A LA ACCIÓN DEL ESPÍRITU

(Lc 1,26-38)
La cuestión es estar dispuesto y abierto a la acción del Espíritu Santo. No se trata de lo que somos, podemos o tenemos. Simplemente, Dios mira la disponibilidad y humildad de nuestro corazón, porque, abiertos a su Gracia, Él tomará nuestra vida y transformará nuestro corazón.

Esos son los atributos de María: humilde, sencilla, disponible ante la Voluntad de Dios, generosa y llena de Gracia, porque el Señor la mira y derrama sobre ella su Gracia. Y Dios tiene sus planes para ella, como también los tiene para ti y para mí. Claro, Dios no nos ha creado para que sobráramos, sino que ha pensado en tu misión y también en la mía. Descubrirla nos toca algo a nosotros, porque Dios nos está tocando a través de su Espíritu en cada instante.

No se trata de desesperar, sino de esperar. María, espera pacientemente con humildad, sencillez, entrega y generosidad, y el Señor la elige. No es cuestión de hacer, sino de esperar que el Señor haga en ti. Eso sí, tú tienes que tener el campo abonado para que la semilla de Dios pueda germinar y dar frutos. Y ese abono tiene que contener las semillas de la humildad, de la sencillez, del servicio, de la entrega, del amor.

Dios toma lo pequeño, lo humilde, lo que no hace ruido, lo que no se mira y está perdido en el mundo de los hombres. Una chica joven, humilde, insignificante, sin notoriedad; un pueblo pequeño sin ninguna relevancia, ni siquiera reseñado en el mapa. Un acontecimiento sin espectáculo, pero un acontecimiento grandioso, inmenso, vital para la vida del hombre.

Prepararnos para la Navidad es contemplar estas sencillas estampas del nacimiento del Señor, el Hijo de Dios, y de las actitudes de María y José. Contemplarlas que significa imitarlas y reflexionarlas y descubrir cuáles son las mías. ¿Busco yo vivir la disponibilidad de estar abierto a descubrir lo que Dios espera de mí?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Compartir es esforzarnos en conocernos, y conociéndonos podemos querernos un poco más.

Tu comentario se hace importante y necesario.