ÚLTIMAS REFLEXIONES

ÚLTIMAS REFLEXIONES

DE DODIM A AGAPÉ

↑ Grab this Headline Animator

jueves, 5 de enero de 2017

TRANSMITIR Y ACOMPAÑAR

(Jn 1,43-51)
Todos deseamos transmitir y acompañar. Al menos aquellos que experimentan amar. Quienes no lo sienten así permanecen en la muerte. Nos lo dice Juan: "El que no ama permanece en la muerte", 1Jn 3, 14. De la misma forma, transmiten y acompañan aquellos que quieren hacerlo y, sobre todo, a aquellos que se dejan acompañar y reciben lo transmitido.

Así, Felipe obedece a Jesús y le sigue. Y también se lo transmite a Natanael, que, aunque en principio le extraña que de Nazaret pueda salir cosa buena, le sigue y va a donde Jesús. Pensemos cuantas cosas nos han dicho de Jesús y a la que nos han invitado. ¿Cuál ha sido nuestra respuesta? ¿Nos hemos acercado? Si no acudimos al médico, no podemos ser curados por el médico.

Todo tesoro encontrado gusta de que los demás lo sepan. La vida se reduce a eso, pues quienes poseen grandes talentos o riquezas gustan de que los demás lo sepan. Y buscan oportunidades para, discreta o no, lucirse y manifestarlo. Un tesoro escondido pierde su valor y se muere en el anonimanto. De la misma forma, el Tesoro encontrado arde dentro de nosotros y quema nuestro corazón hasta el punto de comunicarlo y proclamarlo. Sobre todo cuando experimentamos gozo, alegría y paz.

Ahora, nadie puede dar lo que no tiene. Primero hay que tener para luego dar. No podrás dar a Jesús si no conoces ni estás con Jesús. Antes de hablar de Jesús, tendrás que hablar con Jesús, y hasta pedirle que te ilumine y ponga en tus labios las palabras qué y cómo debes decir.

Natanael confesó a Jesús inmediatamente de haberle conocido: «Rabbí, tú eres el Hijo de Dios, tú eres el Rey de Israel» Su experiencia de encuentro con Jesús fue gozosa e iluminadora, hasta el punto de confesarle como verdadero Hijo de Dios. Así debemos nosotros también confesar al Señor, convencidos de su Filiación Divina y entusiasmado por tenerlo entre nosotros y creer en Él.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Compartir es esforzarnos en conocernos, y conociéndonos podemos querernos un poco más.

Tu comentario se hace importante y necesario.