ÚLTIMAS REFLEXIONES

ÚLTIMAS REFLEXIONES

DE DODIM A AGAPÉ

↑ Grab this Headline Animator

lunes, 17 de abril de 2017

VOLVED A GALILEA

(Mt 28,8-15)
Sabemos muy bien donde está Galilea y que allí se desarrolló gran parte de la proclamación del mensaje de salvación. Pero, ¿dónde está Galilea en nuestra vida? ¿A dónde acudir? ¿Dónde nos convoca y nos llama Jesús para que le veamos? ¿Acaso tendremos que ir a Galilea también nosotros? Nos ayudaría mucho meditar y reflexionar sobre este particular.

Porque, Galilea, es el lugar de la proclamación. Es el Mensaje con mayúscula y el origen de la Verdad. Es allí, en los Evangelios proclamados por Jesús, donde encontramos el Camino, la Verdad y la Vida. Es decir, donde nos encontramos con Él. Es allí donde le podemos ver y hasta tocar. Reflexionar, leer y escuchar su Palabra cada día y tratar de vivirla es encontrarnos con el Jesús Resucitado, que Vive y nos habla directamente en cada momento.

¿Y cómo actuar? ¿Qué realmente hizo Jesús, además de proclamar su Palabra? Dice el Evangelio que pasó por este mundo haciendo el bien y curando todas nuestras dolencias y enfermedades. Está claro, no debemos complicarnos la vida. Se trata de vivir las obras de misericordia transmitidas y proclamadas por la Santa Madre Iglesia. Tanto las corporales como las espirituales. Esa fue y es la manera y el testimonio que nos deja Jesús tras su Palabra. Si no creéis en Mí, creé al menos en mis Obras -Jn 10, 38-. Es ahí, en esa forma y actitud de vivir donde le encontraremos, y donde también le abrazaremos -Mt 25, 35-.

Y, por último, también le buscaremos en la comunidad. En el grupo de amigos y discípulos que vivieron junto a Él en Galilea, que hoy para nosotros está en la asamblea Eucarística. En la comunidad parroquial, en el grupo donde compartes tu fe. Porque es ahí donde se te hace presente el Señor cuando te entregas, te partes y repartes entre los hermanos, soportándolos, aceptándolos, sirviéndolos y haciendo posible que tu amor sea compartido, repartido y entregado.

Vayamos, pues, a nuestra Galilea en busca del Señor, porque allí nos encontraremos cada día con Él, Vivo y Resucitado en todos aquellos que le esperan y creen en Él. ¡Alabado y Glorificado sea el Señor!

3 comentarios:

  1. Feliz Pascua de Resurrección, hermano! Dios sea contigo y los tuyos.

    Un gran abrazo en Cristo

    Paz y Bien

    ResponderEliminar
  2. Gracias Ricardo y familia, en el Señor apoyamos todas nuestras esperanza y, corriendo a Galilea vamos para encontrarle y estar con Él. Allí seguiremos aprendiendo y esforzándonos en vivir de su Palabra e imitarle en sus obras.

    Un fuerte abrazo en Xto. Jesús.

    ResponderEliminar
  3. Gracias Ricardo y familia, en el Señor apoyamos todas nuestras esperanza y, corriendo a Galilea vamos para encontrarle y estar con Él. Allí seguiremos aprendiendo y esforzándonos en vivir de su Palabra e imitarle en sus obras.

    Un fuerte abrazo en Xto. Jesús.

    ResponderEliminar

Compartir es esforzarnos en conocernos, y conociéndonos podemos querernos un poco más.

Tu comentario se hace importante y necesario.