ÚLTIMAS REFLEXIONES

ÚLTIMAS REFLEXIONES

DE DODIM A AGAPÉ

↑ Grab this Headline Animator

sábado, 30 de diciembre de 2017

LA CONTRASEÑA ES AMAR

Lc 2,36-40
Podemos ir llenos de medallas y hacer muchas oraciones y cumplimientos en y con todo lo que nos manda la Santa Madre Iglesia, pero si nuestro corazón está apegado a las pasiones de la carne, a la codicia de los ojos o la arrogancia del dinero, no hacemos diferente a muchos otros que están en las antípodas del Mensaje del Señor. Las oraciones y cumplimientos necesitan cristalizarse en el amor al prójimo.

No se está con Dios por las oraciones y cumplimientos, sino por el trato con el prójimo que lo descubre el amor. En la medida que ames a los que viven a tu lado y se cruzan contigo en este mundo, estarás también amando a Dios. Entonces, serás madre, padre, hermano e hijo del Señor Jesús. Porque, son esos los que cumplen la Voluntad del Padre los que serán como María. 

Necesitamos estar cerca para, luego, contagiar de su Amor. Y estar cerca no consiste en amar sólo al prójimo, sino también relacionarte en la intimidad de tu corazón con el Señor. Y te relacionas con tus oraciones y con la práctica de los Sacramentos. En especial con la Penitencia y la Eucaristía, el alimento que nos sostiene y nos da la Vida.

La profetiza Ana supo sostenerse en contacto con el Señor. Ella tuvo la dicha y el gozo de descubrirlo. No se separaba del templo haciendo ayuno y oraciones y, en consecuencia, el Espíritu la movía a hablarle a todos de aquel Niño. Su testimonio nos marca el camino a seguir. Si nos quedamos en el mundo quedaremos a su merced. Las pasiones de la carne, la codicia de los ojos y la arrogancia del dinero nos alejarán de Dios.

No perdamos el norte de nuestra vida y perseveremos en la esperanza de vencer al mundo permaneciendo injertado en el Espíritu Santo y sosteniéndonos fieles a la Voluntad del Padre, que no es otra sino la del esfuerzo por amar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Compartir es esforzarnos en conocernos, y conociéndonos podemos querernos un poco más.

Tu comentario se hace importante y necesario.