ÚLTIMAS REFLEXIONES

ÚLTIMAS REFLEXIONES

DE DODIM A AGAPÉ

↑ Grab this Headline Animator

miércoles, 27 de diciembre de 2017

VERDADERAMENTE, JESÚS HA RESUCITADO

Jn 20,2-8
El otro día reflexionaba sobre este importantísimo acontecimiento. Hoy, siglo XXI, donde la técnica y los adelantos han avanzado enormemente, sorprende que no se sepa nada sobre los restos del Señor. Hoy, que somos capaces de encontrar restos que los arqueólogos y científicos clasifican en miles y miles de años de antigüedad, y que, tras el análisis de ellos, descubren su modo de vida y cultura, ¿cómo podemos entender que no se sepa nada de los restos del Señor? 

Sabiendo el lugar donde está el sepulcro y la Noticia de su Resurrección sólo tres días después, ¿cómo es posible que desaparezca el rastro físico del Señor? Y más todavía, oyendo el revuelo de su desaparición y los testimonio de sus repetidas apariciones a sus discípulos, así como el testimonio de estos, sus milagros y sus proclamaciones aún a riesgos de perder sus vidas, ¿cómo no se ha hecho nada al respecto? 

?Es qué este enigma no se puede resolver a pesar de tantos adelantos que nos revelan la vida de otras civilizaciones de miles de años atrás? ¿O es que verdaderamente ha Resucitado el Señor? Sí, es lo más sensato e inteligente, Jesús, el Señor, ha Resucitado. Creemos también nosotros en el testimonio de Pedro y de Juan, y en el de María Magdalena. El sepulcro está vacío, porque Jesús ha Resucitado.

Pero, a pesar de todos estos testimonios, creemos porque Jesús nos lo había dicho. Ahora comprendemos cuando dijo que, destruido este templo, Él lo levantaría en tres días. Ahora comprendemos que Él es el Camino, la Verdad y la Vida. Ahora comprendemos que quien cree en Él tendrá Vida Eterna. Ahora comprendemos muchas cosas que antes se nos quedaban en la oscuridad.

Pero, ahora comprendemos, sobre todo, que Él está con nosotros y que nos acompañará siempre en y durante el camino y recorrido de nuestras vidas. Él, encarnado y hecho Hombre, ha venido al mundo para liberarnos del pecado y darnos Vida Eterna de cuerpo y alma. Por lo tanto, resucitaremos en y por Él.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Compartir es esforzarnos en conocernos, y conociéndonos podemos querernos un poco más.

Tu comentario se hace importante y necesario.