ÚLTIMAS REFLEXIONES

ÚLTIMAS REFLEXIONES

DE DODIM A AGAPÉ

↑ Grab this Headline Animator

domingo, 23 de septiembre de 2018

PERDER Y GANAR

Imagen relacionada
Mc 9,30-37
Esa es la disyuntiva de la vida, perder o ganar. Todo estriba en vencer o en ganar. Y para eso se prepara todo el mundo. Se enseña para luego tener éxito en la vida; se va a la escuela para aprender y saber en relación con, luego, ganar y vencer. Se hacen máster, cursos, diplomaturas y muchas cosas más para estar super preparado y triunfar en la vida.

Y te quedas con la boca abierta y sorprendido cuando oyes a Jesús decirte todo lo contrario: "quien pierde su vida, la ganará, pero, quien la gana, la perderá". Se trata de todo lo contrario a lo que tú piensas. Es realmente una paradoja que te deja anonadado y fuera de combate. Porque, tu naturaleza humana no entiende de perder, de dejar tu vida para que otros se sirvan de ella. Es algo contradictorio y contrario a tu propia naturaleza.

Debe ser muy complicado y hasta frustrante conocer que no te entenderán. No entra por la razón humana que entregues tu vida y renuncies al éxito y la ganancia. No entre dentro de nuestros esquemas, pero es lo que nos comunica Jesús a pesar de que nos conoces y sabe de nuestra limitación para entenderle. Realmente nos quiere e insiste para que le entendamos. También conoce nuestra buena disposición y entrega. Sabe de nuestros corazones compasivos.

Sin embargo, ellos, como también nosotros, estamos en y a lo nuestro. Queremos ser los primeros, ocupar los puestos relevantes y tener éxitos. Queremos ganar y ser importantes. Y, Jesús, vuelve a pararnos los pies y nos remite a un buen ejemplo: «Si uno quiere ser el primero, sea el último de todos y el servidor de todos». Y tomando un niño, le puso en medio de ellos, le estrechó entre sus brazos y les dijo: «El que reciba a un niño como éste en mi nombre, a mí me recibe; y el que me reciba a mí, no me recibe a mí sino a Aquel que me ha enviado».

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Compartir es esforzarnos en conocernos, y conociéndonos podemos querernos un poco más.

Tu comentario se hace importante y necesario.