ÚLTIMAS REFLEXIONES

ÚLTIMAS REFLEXIONES

DE DODIM A AGAPÉ

↑ Grab this Headline Animator

miércoles, 23 de marzo de 2011

SER SERVIDOR Y NO SER SERVIDO (Mt 20, 17-28)


Ese es el fin que persigue nuestro camino: "Ser servidor y no ser servido". De alguna manera todos queremos ser servido. Trabajamos para ser estimados, bien conceptuados, tener prestigio, también dinero y una posición bien considerada. Cuando sentimos que eso no es así nos molestamos y buscamos recuperar el aparente prestigio perdido.

No nos debe preocupar mucho esa inclinación porque es lo natural y a lo que estamos sometidos, pero si nos debe preocupar esforzarnos en salir de esta situación injertándonos en Aquel con el que podemos salir y vencernos. Porque el no hacerlo es admitir nuestro fracaso y aceptar nuestra propia muerte eternamente. Morir es permanecer eternamente en la angustia y desesperación de querer alcanzar el gozo y la paz y no poder hacerlo.

Sólo en JESÚS y con JESÚS podemos salir de nosotros mismos, de nuestra propia cárcel y alcanzar la paz y felicidad deseada, porque en ÉL está nuestro gozo y dicha. Y la propuesta de JESÚS es, olvidándonos de nosotros mismos, servir y servir a los demás. Y eso implica abajarse hasta el punto de considerarse esclavo por amor a los demás. Servir no es hacer, sino dejarse hacer y permanecer disponible para estar entregado a la acción de lo que es bueno para el otro. Servir es estar dispuesto a perderme por el bien del otro.

Y esto no solo es difícil sino imposible acometerlo individualmente. Solo en, por y con CRISTO podemos lograrlo. Por lo tanto, la oración y la obediencia apoyada en la fe es la medicina que nos permite salir de nosotros para entregarnos a los otros.

Dame la sabiduría, la paz y la fortaleza
de encontrar en TI, SEÑOR, el camino
del servicio desinteresado porque
TÚ lo dices, SEÑOR, para el bien
de mis hermanos.

Dame la fuerza de no apartarme de tu
amistad (Piedad) y de estar en constante
búsqueda de conocerte mejor (formación),
para servir (Acción) a mis hermanos
los hombres. Amén.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Compartir es esforzarnos en conocernos, y conociéndonos podemos querernos un poco más.

Tu comentario se hace importante y necesario.