ÚLTIMAS REFLEXIONES

ÚLTIMAS REFLEXIONES

DE DODIM A AGAPÉ

↑ Grab this Headline Animator

sábado, 16 de marzo de 2013

BUSCANDO RAZONES

(Jn 7,40-53)

Siempre hay razones para escapar, para hacer demagogia, y para justificar nuestras actitudes e intereses. Siempre hay agujeros por donde escabullirce y esconderse en la mentira, en la apariencia o simplemente en la negación de decir que no. Difícilmente se aceptan responsabilidades y se admite la culpa o se rechaza aceptando que uno está equivocado. ¡Vamos!, que casi nunca se niega aceptando que no tengo razones para negar.

Y eso ocurrió en tiempo de Jesús, y continua ocurriendo hoy. Se razona y se niega que Jesús es el Verdadero Hijo de Dios. No hay argumentos para negarlo, pero se niega porque no interesa aceptarlo. Hacerlo es admitir muchas cosas que no me interesan. Y supongo que, como ocurrió en la parábola del rico epulón, visto lo visto se pedirá que baje alguien a convencer a los que no se convencen con nada. Para entonces ya será tarde. Es ahora la hora de fiarse, de creer y de dejarse llenar de la Gracia de Dios.

Jesús atrae, contagia, habla en Verdad, transmite verdad y paz. Y la gente se admira, no reconoce nada malo en Él, sino al contrario, todo bueno, todo gozo y paz. ¡Jamás hemos visto hablar a un hombre así como habla ese hombre! Es la respuesta de aquellos guardias asombrados. Sin embargo, otros, los sacerdotes y fariseos se cierran a sus egoísmos, a sus intereses, y es el sentirse amenazados por su cómoda situación de jefes, de mandatarios y de ser ellos quienes dirigen y mandan, lo que le cierra sus corazones y les pone enfrentados con Jesús.

Hoy pasa lo mismo. Son aquellos, que tienen cosas donde ponen todo sus fines e ideales, los que se cierran a la Gracia del don de la fe. Y no dejan entrar al Espíritu Santo. Por eso, solo los pobres, los desapegados, los humildemente esperanzados en la Gracia de Dios, los agarrados a su Cruz, los que abren su corazón y se dejan bañar por la Gracia que les vivifica y les salva.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Compartir es esforzarnos en conocernos, y conociéndonos podemos querernos un poco más.

Tu comentario se hace importante y necesario.