ÚLTIMAS REFLEXIONES

ÚLTIMAS REFLEXIONES

DE DODIM A AGAPÉ

↑ Grab this Headline Animator

sábado, 2 de mayo de 2015

LAS PALABRAS DE JESÚS ME ASOMBRAN

(Jn 14,7-14)


Me quedo perplejo, asombrado, admirado, irresoluto... Porque no se puede decir más. Hoy Jesús se descubre con una transparencia meridiana. Sus Palabras me impactan de tal forma que me dejan con la boca abierta, y hasta cierto punto muy preocupado. Porque si creo en Él podré hacer las obras que Él hace. ¡Y qué lejos estoy de eso!

«Si me conocéis a mí, conoceréis también a mi Padre; desde ahora lo conocéis y lo habéis visto». Significa que conocer al Señor es conocer al Padre, y eso quiere decir que son iguales, es decir, que son uno, como diría en otro momento. A la pregunta de Felipe sobre que les muestre el Padre, Jesús responde: «¿Tanto tiempo hace que estoy con vosotros y no me conoces Felipe? El que me ha visto a mí, ha visto al Padre. ¿Cómo dices tú: ‘Muéstranos al Padre’?

¿Es qué se puede decir más claro? ¿No crees que yo estoy en el Padre y el Padre está en mí? Las palabras que os digo, no las digo por mi cuenta; el Padre que permanece en mí es el que realiza las obras. 

No entiendo como se puede tener dudas o pensar de otra forma. Puedo entender que no quieras o no puedas creer, ¿pero cambiar las Palabras de Jesús y decir que Él y el Padre no son Uno?, no me cabe en la cabeza. Jesús lo ha dicho muy claro, y nos remite a sus obras si es que tenemos dudas.

Mis dudas son sobre mi poca fe, porque Tú, Señor, me has dicho que si creo en Ti, haré tus mismas obras. Y yo sé que no las hago. Y no dudo de tu Palabra, sino de mi poca fe, porque las haría si tuviera esa fe que Tú me dices y comparas con un grano de mostaza. Por eso, Señor, te pido que aumentes mi fe y me des la capacidad de hacer tus obras según tu Voluntad.

Pero, también, Señor, quiero decirte que, sólo si Tú así lo decides y quieres. Porque me conformo con saber que Tú me quieres y aceptas como hijo, aunque sea un mal hijo y deje mucho que desear. Sólo quiero Señor estar contigo, seguirte y obedecerte, y vivir en y según tu Palabra. Y para ello, te pido la sabiduría y fortaleza de poder cumplir tu Voluntad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Compartir es esforzarnos en conocernos, y conociéndonos podemos querernos un poco más.

Tu comentario se hace importante y necesario.