ÚLTIMAS REFLEXIONES

ÚLTIMAS REFLEXIONES

DE DODIM A AGAPÉ

↑ Grab this Headline Animator

lunes, 7 de mayo de 2012

EL ESPÍRITU SANTO NOS RECUERDA Y ENSEÑA EL CAMINO

Juan 14,21-26. El que recibe mis mandamientos y...

Aquel que organiza su vida según las enseñanzas y estilo de Jesús es el que verdaderamente lo ama, porque confesar seguirle de palabra no significa nada si después no se le sigue con obras. Por lo tanto, «El que tiene mis mandamientos y los guarda, ése es el que me ama; y el que me ame, será amado de mi Padre; y yo le amaré y me manifestaré a él».

Tendremos que admitir que Jesús habla muy claro, pues no hay sino una sola interpretación en estas palabras suyas. El camino no consiste en cumplir normas y leyes, sino en vivirlas en espíritu y verdad. Y Jesús es el Camino, la Verdad y la Vida. Su forma de actuar, de escuchar, de tener compasión, de comprender, acoger y comprometerse por el bien de los demás es el estilo de vida de su paso por la tierra. 

Jesús destaca y se hace notar por sus actitudes de bien antes los demás. Le interesa todo aquello que alivia al hombre, que le ayuda a se mejor y feliz, y se preocupa por su salvación. Su obsesión es el hombre y todo lo que le ayuda a encontrar su salvación. Es la Voluntad del Padre, por la que ha venido al mundo.

No vino a pasarlo bien, ni a satisfacer su propio ego, sino que vino a salvarnos enseñándonos el camino único de salvación: "Amar como Él nos enseña, con su vida, a amar". El amor queda descubierto cuando la vida se hace eco de sus palabras y vivencia de su amor.

No por decir, creo y le amo, manifiesto que le amo, sino por el testimonio de que hago vida su Vida en mí. Ese es el verdadero testimonio del amor. Todo aquel que se precie de amarlo y seguirle, vivirá y guardará sus mandamientos. Los hará vida en su propia vida. Y eso se verá de forma clara y transparente en la forma de vivir su vida. No son las palabras las que testifican, sino las obras.

Esa es la misión del Espíritu Santo, que el Padre enviará en mi nombre, les enseñará y les recordará todo lo que yo les he dicho». De forma que nada hay que temer. Simplemente confiar y ser paciente, porque todo lo que el Señor ha dicho tendrá debido cumplimiento. Amén.

2 comentarios:

  1. ¡Ven Espíritu Santo! ¡Ven por María!

    ResponderEliminar
  2. Visitando su blog, les invito a mi blog www.creeenjesusyserassalvo.blogspot.com
    comparto mi testimonio para la honra y gloria de nuestro Señor Jesucristo.
    Reciban muchas bendiciones.

    ResponderEliminar

Compartir es esforzarnos en conocernos, y conociéndonos podemos querernos un poco más.

Tu comentario se hace importante y necesario.