ÚLTIMAS REFLEXIONES

ÚLTIMAS REFLEXIONES

DE DODIM A AGAPÉ

↑ Grab this Headline Animator

sábado, 22 de diciembre de 2012

ACEPTAR EL AMOR DE DIOS

 Evangelio San Lucas 1,46-56

Es el paso principal para abrirnos a su acción amorosa y redentora. No es fácil porque someternos a su Voluntad significa olvidarnos de la nuestra, y eso supone una decisión muy dura y confiada. Se nos hace muy cuesta arriba dejar nuestras convicciones, pensamientos y apetencias. Buscamos la felicidad acomodada a nuestros gustos y egoísmos, y salir de ellos para darnos a otros intereses es hablar en clave amorosa y difícil de entender.

Afortunadamente, María lo entendió, y, por la Gracia de Dios, tuvo las fuerzas necesarias para someterse, dejando todos sus planes, a la Voluntad del Dios que le pedía permiso para encarnarse en su seno. Bendita decisión que nos da la oportunidad de recibir también a ese Niño Dios en nuestros corazones, y optar a la oportunidad de librarnos de los pecados que nos encadenan y amenazan de muerte, para ser redimidos y salvados para la vida eterna.

María significa esperanza y salvación, porque su "Sí" es la decisión que nos abre a la Vida, la verdadera Vida que todos buscamos y esperamos. Por eso, junto a María, cantamos con Ella: 

MAGNIFICAT:

Proclama mi alma la grandeza del Señor,
se alegra mi espíritu en Dios, mi salvador;
porque ha mirado la humillación de su esclava.

Desde ahora me felicitarán todas las generaciones,
porque el todo poderoso ha hecho conmigo cosas grandes,
su nombre es santo,
y su misericordia llega a sus fieles
de generación en generación.

El hace proezas con su brazo:
dispersa a los soberbios de corazón,
derriba del trono a los poderosos
y enaltece a los humildes,
a los hambrientos los colma de bienes
y a los ricos los despide vacíos.

Auxilia a Israel, su siervo,
acordándose de la misericordia
-como lo había prometido a nuestros padres-
en favor de Abrahán y su descendencia para siempre.

Gloria al Padre y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre,
Por los siglos de los siglos. Amén.

1 comentario:

  1. "Cum Maria contemplemur Christi vultum". (Contemplemos con María el rostro de Cristo)

    ¡Feliz Navidad Salvador para ti y los tuyos!

    ResponderEliminar

Compartir es esforzarnos en conocernos, y conociéndonos podemos querernos un poco más.

Tu comentario se hace importante y necesario.