ÚLTIMAS REFLEXIONES

ÚLTIMAS REFLEXIONES

DE DODIM A AGAPÉ

↑ Grab this Headline Animator

sábado, 4 de septiembre de 2010

SERVIR A CRISTO, SERVIDOR EN EL ÚLTIMO LUGAR


(CRISTO:) Ved mi servicio y entrega a los hombres, y examinad cómo debe ser el vuestro. Fijaos en esta humildad para el bien del hombre, y aprended a abajaros para hacerle bien, a haceros pequeños para ganar a los otros, aprended a no temer descender, a perder vuestros derechos cuando se trata de hacer el bien, a no creer que, por el hecho de abajaros, os es imposible hacer el bien. Al contrario, abajándoos, me imitáis; abjándoos, empleáis, por amor a los hombres, el medio que he usado YO miso; abajándoos, camináis por mi camino, por consiguiente, en la verdad;

Y entonces se está en el mejor lugar para obetener la vida y para darla a los demás. Por mi encarnación, me pongo en la misma condición de las criaturas; por mi bautismo, en el rango de los pecadores: anonadamiento, humildad. Abajaos siempre, humillaos siempre.

Que los que son primeros se consideren siempre, por humildad y disposición de espíritu, en el último lugar, con sentimiento de abajamiento y de servicio. Si os encontráis en el primer lugar, sentíos en el último lugar por la humildad; ocupadlo con espíritu de servicio, diciéndoos a vosotros mismos que sólo lo ocupáis para servir a los otros y llevarlos a la salvación.

Beato Carlos de FoucauldVerdadera y profunda reflexión que nos señala claramente el camino a seguir. Sin lugar a duda que, seguirlo encierra dificultades, luchas y mortificaciones contra nuestra propia naturaleza que nos incomoda y nos ofrece ir a corriente de nuestros propios sentimientos carnales y apegos. En este sentido, el cristiano tiene que enfrentarse a una lucha sin cuartel donde la oración y entrenamiento penitencial es su más fuerte aliado, porque si nos dejamos ir seremos fácilmente vencidos, más unidos, por la Gracia, al ESPÍRITU, seremos mayoría aplastante. CRISTO y yo mayoría aplastante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Compartir es esforzarnos en conocernos, y conociéndonos podemos querernos un poco más.

Tu comentario se hace importante y necesario.