ÚLTIMAS REFLEXIONES

ÚLTIMAS REFLEXIONES

DE DODIM A AGAPÉ

↑ Grab this Headline Animator

miércoles, 21 de septiembre de 2011

SALIR DE NUESTRO PECADO (Mt 9, 9-13)

Al marchar Jesús de allí, vio a un hombre...

La raíz del problema está en que no vemos la profundidad hasta donde está hundida. Posiblemente, los unos tenga parte de culpa, pero los otros también. O, puede ocurrir, que unos no teniendo ninguna culpa o, mejor, no siendo parte del problema, tengan que admitir tenerlo para contentar a otros.

No necesitan médicos los fueras de culpa, los limpios de pecado, sino los pecadores. Son ellos los que tienen necesidad de médicos, pero también, mucha necesidad, de dejarse curar. Porque si no hay esa actitud no podrá darse las circunstancias del diálogo reparador y purificador. Y entre unos y otros, asumiendo su fragilidad, pueden encontrar la respuesta al perdón y la concordia.

Y eso pasó por la cabeza de Mateo. Al menos nos da ese testimonio de querer salir y responder a la llamada de JESÚS. Se supone que no se encontraba feliz con lo que hacía y que ansiaba liberarse. Y en JESÚS encuentra al Médico que le cura y le sana. Se libera de todas sus ataduras y las comparte con otros pecadores que invita a que encuentren ellos también la liberación. No sabemos de otros, sólo que Mateo desde aquel momento siguió al SEÑOR JESÚS.

El médico necesita un enfermo que le responda, que confíe en él y que siga sus instrucciones. Mateo nos testimonia que así lo hizo. ¿Estamos también nosotros dispuesto a ello? Quedar sanado y limpio no sólo depende del SEÑOR, pues ÉL nos ama hasta el extremo de dar la vida por nosotros, pero deja en nuestras manos la elección de aceptar y tomar esa salvación.

Por intersección del Apóstol san Mateo, te pedimos, SEÑOR JESÚS
que nos limpie de todo pecado y que nos des las fuerzas
necesarias para, al ejemplo de san Mateo, seamos
fieles a tu llamada y capaces de desapegarnos
de todas aquellas cadenas que nos esclavizan. Amén.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Compartir es esforzarnos en conocernos, y conociéndonos podemos querernos un poco más.

Tu comentario se hace importante y necesario.